LocalPortada

Largas colas en Salamanca para el casting de Amenábar

Una multitud acude con la ilusión de ser elegido como extra para su próxima película

Participar en el rodaje de un largometraje es algo muy emocionante para los amantes del cine y la interpretación y no siempre se da la oportunidad de hacerlo en lugares como Salamanca. La multitud que este viernes ha madrugado para hacer cola ante el Espacio Joven lo sabe y quieren formar parte de ello. Esperan estar entre los 400 seleccionados para participar en la próxima película de época del director español Alejandro Amenábar que se rodará en la capital del Tormes.

 

Tal era la ilusión de los salmantinos por ser parte del proyecto cinematográfico que la cola daba la vuelta a la manzana, ocupando varias calles del centro histórico. Sin embargo, la espera, para ellos, merece la pena.

La empresa encargada de realizar el casting está buscando a cientos de hombres y mujeres cuya edad esté comprendida entre los 16 y los 85 años para hacer de extras. A poder ser, prefieren que los candidatos no tengan tatuajes en lugares visibles o cortes de pelo modernos, ya que interpretarán a personas de época. El horario establecido es de 10.00 a 20.00 horas y se atenderá a los candidatos por orden de llegada.

Muchas de las personas que estaban en la mañana de este viernes en la cola lo que buscan es hacer algo diferente. “Es una experiencia nueva”, manifestó Judith García, “queremos ver cómo es porque nunca hemos hecho cosas de estas. Además, tampoco tenemos nada que hacer hoy, entonces hemos venido a ver”. “Da un poco de vergüenza, pero, bueno…”, añadió, entre risas.

Los hay que apuntan un poco más alto. “Tener unas frasecitas en la película estaría bien, por si acaso nos abren puertas luego, que nunca se sabe”, señaló Ana Morales, quien asegura que no sería actriz como profesión, pero sí le gustaría “tener pequeños papeles o como un segundo trabajo”.

Para la mayoría, era la primera vez que se presentaban a un casting, por lo que se notaban los nervios y las expectativas, pero todos acudían con muchas ganas. “Creemos que es una oportunidad muy bonita y muy gratificante porque nos lleva a otra época y vivimos otras costumbres y, bueno, participar en una película es un bonito recuerdo”, manifestó Eduardo Berlanas, quien asegura que lo que más le emociona es “llevar en la piel un personaje que nos va a identificar a lo largo de la película”.

Pese a que son conscientes que solo van a ser extras, muchos creen que podría ser una buena manera de meter la cabeza en la industria del cine. Eduardo Berlinas apuntó que le gustaría salir en muchas escenas y Rodrigo Corrales, que no es la primera vez que pasa por un casting, asegura que se quiere dedicar a ello. “El teatro y el cine me gustan mucho y, como todo argentino, siempre tenemos el sueño de ser actor”, apuntó.

A Rodrigo Corrales le da igual lo que le manden hacer como extra, lo único que quiere es “conseguir experiencia y salir en pantalla grande”. Lo que más le emociona es “la experiencia de vivir el mundo del cine y ver cómo se hace la película y ver actores”. En el caso de que tuviera la suerte de encontrarse con un gran intérprete a su lado, tiene claro que le pediría una foto. “La gente siempre dice que no les va a pedir autógrafos pero luego te tienta mucho, aunque siempre está la cortesía”.

No faltan quienes han acudido al casting como opción laboral. Ese es el caso de Alicia Acosta. “Llevo muchísimo tiempo buscando otro trabajo”, explicó, “y es una opción más”. “Nunca he participado en ningún casting, pero siempre me ha atraído mucho el cine. Es una oportunidad”, añadió, “sé que son muchas horas de rodaje y es durillo, pero yo creo que al final compensa”.

Texto y fotos: Paula Castro Morán

Galería de fotos de las colas, aquí



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba