fbpx
CulturaPortada

Autores conocidos y Premios Planeta, los más vendidos en Salamanca

El Día del Libro se convierte en un gran escaparate para las librerías de la ciudad

Las principales librerías de Salamanca se han dado cita este lunes en la Plaza Mayor para celebrar el Día del Libro. Centenares de salmantinos no han dudado en aprovechar el día festivo, que coincide con el Día de Castilla y León, para pasear por el centro y llevarse algún ejemplar. Pese a que muchos libreros viven con temor el auge de los libros electrónicos, lo cierto es que la mayoría coinciden en que el formato físico sigue siendo el preferido de los usuarios.

 

Los libreros han señalado que en Salamanca lo que más vende son los autores y los Premio Planeta, especialmente nacionales. Hablamos de nombres conocidos como María Dueñas en narrativa, Laura Gallego en juvenil, Gloria Fuertes en infantil, Victoria Álvarez, poetas como César Brandon… Los más pequeños se decantan por títulos como Lobo en calzoncillos o Súper Patata, así como los mandhalas para colorear en miniatura y los pop-ups.

Desplácese hacia abajo para ver más texto e imágenes

En cuanto a las tendencias literarias, desde Santos Ochoa indican que “sigue imperando la narrativa por encima de todo”, aunque, añaden, “aquí en Salamanca la poesía se vende mucho y muy bien, quizá entre el público más joven y los autores más fresquitos. Defreds, Miguel Gane, César Brandon…”. En lo que a infantil y juvenil se refiere, en Letras Corsarias señalan que “la fantasía sigue funcionando muy bien”, y afirman que el formato de novela gráfica “cada vez va en aumento para todas las edades”.

Lo que todos ellos tienen muy claro es que en Salamanca la gente sí lee. “Los jóvenes pasan una etapa que les cuesta un poco más leer pero luego recuperan”, señala Mercedes Brugarolas, de Letras Corsarias, “sobre los 13, 14, 15 años se pierden un poco, pero luego el que ha sido lector de pequeño, vuelve”. “Los niños pequeños siguen leyendo mucho”, señala, “los padres compran, se preocupan y sigue funcionando muy bien”.

En cuanto al formato, también lo tienen claro. “Les gusta el papel”, insisten. Y, curiosamente, sobre todo a la gente joven. Aunque hubo un boom del libro electrónico, los lectores no están dispuestos a dejar de lado esa sensación de tener un libro entre las manos, pasar sus páginas, respirar su olor y admirar su gran colección de títulos en la estantería.

Además, el Día del Libro ayuda notablemente al fomento de la lectura en general y de la compra de libros físicos en particular. “Es un buen día, la gente está animada”, manifiesta Javier Herrero, de Los Robles, “es un día que se mueve. Hay mucha gente en la Plaza mirando los libros”. Sin embargo, admite que “es mucho lo que hay que mover y preparar para solo un día” y que “los años buenos ya hace mucho tiempo que pasaron. Pero no nos podemos quejar para como está el tema”.

La situación actual de la venta de libros es complicada. Mientras unas librerías hacen una buena caja, otras no pueden decir lo mismo. Javier Herrero asegura que la situación está “mal”. “Lo que es el libro de fondo se vende en muchos sitios, se vende en muchas plataformas, se vende en e-book, se descarga en Internet…”, explica, “luego tenemos el libro escolar, que es el que nos mantiene un poco. Nosotros vendemos más cosas y es lo que nos salva”. “Hoy en día, una librería pura y dura o está bien situada o…”, comentó.

Y ese es, precisamente, el caso de Santos Ochoa, que vive la situación contraria. Alberto Gómez, uno de sus libreros, afirma que el panorama para ellos pinta “bien”. “Estamos contentos con el funcionamiento de la librería este año”, indicó, y el Día del Libro, a pesar de llevar pocas horas, les “ha ido muy bien, fantástico”.

Texto y foto: Paula Castro Morán

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba