Castilla y León

Zamora, la provincia más afectada por el ciclón Leslie

La racha de viento más fuerte se registró en La Pinilla (Segovia) con 112 Km/h, mientras que en Fuentesauco se alcanzaron los 94

Aunque menos de lo esperado, los efectos del ciclón Leslie se dejaron notar este domingo en Castilla y León, en especial en la provincia de Zamora, donde además de la rotura de un tendido eléctrico en Guarrate, en la comarca de La Guareña, que provocó un pequeño incendio que fue apagado en escasos minutos por los Bomberos, el Servicio de Emergencias 112 atendió diez avisos más, la mayoría relacionados con la caída de ramas en la vía pública.

 

En el resto de la Comunidad se registraron otra decena de avisos al 112 por caída de árboles y ramas, la mayoría en Valladolid y León y todos de madrugada, aunque también se contabilizó uno en Puerto de Béjar (Salamanca) y otro en Villaescusa de la Sombría (Burgos).

No obstante, donde más se dejó notar los efectos de un ciclón que llegó de madrugada a la Península convertido en tormenta tropical fue en la estación de esquí segoviana de La Pinilla, donde se registró una racha viente de 112 kilómetros por hora, la más fuerte registrada en las últimas horas en la red de estaciones de observación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Con fuerza también sopló el viento en Fuentesauco, donde a las 3.30 horas de la madrugada se alcanzó una racha de 96 kilómetros; en Velilla del Río Carrión (Palencia), donde se contabilizaron rachas de 90 kilómetros; en Villardeciervos (Zamora), donde se alcanzaron los 87 y en El Maíllo (Salamanca), con 81 kilómetros. En cuanto a las precipitaciones, tanto en el Puerto del Pico (Ávila), como en Villablino (León), se superaron los 20 litros.

La Aemet mantiene para este domingo las alertas en las provincias de León, Palencia, Soria, Burgos y Segovia por fuertes precipitaciones que podría dejar hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora, en especial en zonas de montaña. Para mañana se espera una notable mejoría y, de momento, no está actividad ningún tipo de alerta.

“No ha sido para tanto”

En declaraciones a la Agencia Ical, el alcalde de Guarrate, Francisco Hernández, aseguro que “no ha sido para tanto. Según explicó, al principio todo el mundo se asuntó dado que se trataba de un cable de alta tensión cerca de las casas, pero gracias a la rápida actuación de los Bomberos se apagó rápidamente. Nada fuera de lo normal, al margen de la caída alguna rama y quitando lo de la rotura del cable que dejó a medio pueblo sin luz un rato. Que todo lo malo sea así”, deseó.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba