Castilla y León

La mejor médica de familia del mundo ejerce en Valladolid

Verónica Casado trabaja en el centro vallisoletano de salud de Parquesol

 

WONCA reconoce por primera vez mundialmente a una doctora española con el premio ‘Médico Cinco Estrellas 2018’        

 

ICAL. Verónica Casado, que ejerce en el Centro de Salud Parquesol de Valladolid desde 1989, ha sido reconocida como la mejora médica del mundo por la WONCA (Organización Mundial de la Medicina de Familia), la primera vez que esta entidad premia mundialmente a una doctora española con ‘Cinco Estrellas 2018’, según informó la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León, que presidió entre 1994 y 2004, además de ser miembro del equipo directivo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Casado ya había sido nombrada mejor médica de familia de Europa en 2017 y mejor médica de familia de Iberoamérica en la primavera de 2018, siendo la primera vez en la historia que una médica de familia es nombrada mejor médica de familia en dos regiones mundiales.

Se trata de un reconocimiento que se otorga a una persona profesional de la medicina de familia que destaca en múltiples campos, tanto como proveedor de asistencia y comunicador, como por su capacidad de tomar decisiones éticas y coste-efectivas orientadas a la mejora de la asistencia.

El premio se otorga a aquellos médicos que han logrado la excelencia en la asistencia sanitaria. Casado obtuvo este reconocimiento después de lograr el voto unánime en la conferencia ‘WONCA Five-Stars’ (Praga, 2017) y ‘WONCA-CIMF 5-Estrellas’, que la acreditó como mejor médica de familia de Iberoamérica (Cali, 2018). Era la primera vez que una médica de familia era reconocida como la mejor en dos continentes simultáneamente.

El Wonca Five Stars es un galardón que dos años reconoce a un único médico de familia por su trabajo como proveedor de asistencia con una visión integral, pero también por su capacidad de tomar decisiones, de trabajar en equipo o de atender a la comunidad en su conjunto. En ediciones precedentes la Wonca había premiado a la doctora ugandesa Atai Omoruto (2016), a la estadounidense Lucy Candib (2013) y, de forma conjunta, a la médica de Trinidad Tobago Sonia Roache y a la profesora canadiense Ruth Wilson (2010).

Verónica Casado cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito de la docencia, la investigación, la edición de libros especializados y la colaboración internacional. Es especialista en medicina familiar y comunitaria desde 1986 y está doctorada en Medicina y Cirugía (PhD) desde 1987. Desde 1990 a 1997 se dedicó a tareas de gestión como directora médica, gerente de Atención Primaria y subdirectora de planificación sanitaria del Ministerio de Sanidad.

Vertiente investigadora

Actualmente, es tutora coordinadora del programa de formación especializada del Centro de Salud, programa de investigación y actividades comunitarias. En lo que se refiere a su vertiente como investigadora ha participado en 643 obras, entre las que destacan su papel como editora-jefe de cuatro libros y autora de 32. Entre estas publicaciones destaca su papel como editora jefe del Tratado de Medicina de Familia y Comunitaria, así como del Manual del Exploración Física dos de las obras de referencia de la semFYC.

Además, también ha participado en la redacción de 52 capítulos de libros, tres prefacios, 32 informes técnico-científicos, 163 artículos (de los cuales 53 están en revistas con factor de impacto) y ha impartido 16 conferencias de apertura o cierre, 23 de comunicaciones orales en foros internacionales y 83 en nacionales y ha participado en 53 paneles internacionales y en 182 nacionales.

Ha sido muy activa en la defensa de los valores de la medicina de familia, tanto a nivel nacional como internacional. Prueba de ello es su currículum de colaboraciones, publicaciones e investigaciones en colaboración con muchas organizaciones de prestigio internacional. Entre ellas, con la Organización Mundial de la Salud, con participación en múltiples encuentros y congresos de Salud Mental y Diabetes y sobre Atención Primaria, organizados por este ente como, por ejemplo, los organizados en Finlandia en el 1994, en Montreal en 1995 o en Madrid en 2003.

También es conocida su colaboración con los países de Latinoamérica vinculados a Eurosocial (UE), con los gobiernos de Brasil, Chile o Perú o las recientes actividades en recertificación y valoración de competencias llevadas a cabo en dichos países entre 2010 y 2014.

En ese sentido también ha participado los Congresos de Perú, Costa Rica y Ecuador de WONCA-CIMF de los últimos tres años. En lo que respecta al continente europeo, su participación en los congresos de WONCA Europa ha ido también ligada al trabajo conjunto con las instituciones de la Unión Europea. Verónica Casado ha realizado parte de su trabajo en el ámbito europeo francófono con la dirección del Secrétariat Européen des Pratiques de Santé Communautaire en 1988, con sede central en Bruselas, durante 10 años.

Recientemente se ha unido al Grupo de Trabajo de WONCA Mundial en educación, uno de los grupos más potentes a nivel internacional para promover la docencia y la educación en medicina. En España, es un miembro muy activo de la Sección Internacional y de Docencia de la semFYC, fue coordinadora editorial del Tratado de Medicina de Familia y Comunitaria editado por la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria y es profesora y coordinadora de la Unidad Docente Universitaria de Medicina de Familia y Comunitaria en la Facultad de Medicina de Valladolid.

Su compromiso internacional siempre ha ido al mismo tiempo ligado con la reivindicación de la medicina rural, influenciada por la alta cantidad de médicos rurales de la zona en que reside.

En lo relativo a actividades para la comunidad, Casado co-dirige el proyecto de salud de ‘Parquesol 2014-2019: La educación para la salud en la adolescencia’. Se trata de un programa que se desarrolla mediante una metodología interactiva y mediante talleres en los que se aborda temas como la equidad entre hombres y mujeres y prevención de conductas abusivas.

También aborda la resiliencia y autoestima; la dieta sana y la prevención del trastorno alimentario; o la educación afectiva sexual, entre otros. Cabe destacar que en dicho programa ha involucrado a médicos de familia, residentes de medicina familiar, estudiantes de medicina, residentes de enfermería familiar y comunitaria, pediatras, trabajadores sociales, matronas y miembros clave de la comunidad.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba