LocalPortada

El carril bici interminable

  • El Ayuntamiento licitó a finales de 2017 el tramo hasta Cabrerizos y aún está inacabado
  • Además, en la parte del pueblo vecino se han detectado irregularidades

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó el 31 de octubre de 2017 la contratación de las obras de un nuevo tramo de carril bici con una distancia de 3,3 kilómetros, que facilitará la conexión entre la ciudad y Cabrerizos gracias a un presupuesto de 543.484 euros euros. Ha pasado 2018 y el carril sigue en obras, excepto en dos puntos donde ni siquiera se ve.

 

Cabrerizos dio por terminadas las obras de los 600 metros construidos en su término municipal en septiembre, aunque no impidió su uso a pesar de tener irregularidades. Pero el Ayuntamiento de Salamanca lo tiene todo empantanado y los trabajos para construir los 3,3 kilómetros que le corresponden que se anunciaron a finales de 2017, se prolongarán hasta los primeros meses de 2019 y quizá se alarguen por cálculos electoralistas hasta las vísperas de los comicios de mayo.

Desplácese hacia abajo para ver más texto e imágenes

La pasarela sobre la vía que une el carril bici con el de Cabrerizos.

En concreto, se creará un carril-bici bidireccional exclusivamente reservado a las bicicletas, separado del resto de la circulación peatonal y de vehículos, que en todo su recorrido discurrirá por la acera o en prolongación de la calzada; a excepción de a su llegada a la Glorieta Antonio Machado, donde se habilitará un carril unidireccional sobre la calzada de la rotonda en su parte exterior.

Salida de la pasarela desde Cabrerizos.

El inicio del nuevo tramo parte del límite del término municipal con Cabrerizos y continuará por la carretera DSA-804, Jesús Arambarri, calle Fortis y Fortunio, Parque Ciudad Rodrigo, calle Eduardo Lozano Lardet, Fuenteguinaldo, Nueva Guinea, Sicilia y La Radio para finalizar en la glorieta Antonio Machado, situada en el encuentro de la calle La Radio con la Avenida de Comuneros.

El carril llega desde Cabrerizos al parque Ciudad Rodrigo.

De momento se puede ver una calzada de asfalto en buena parte del recorrido, pero que se interrumpe en el parque de Ciudad Rodrigo y su prolongación por la calle Eduardo Lozano Lardet, que conecta con el tramo de Jesús Arambarri.

El carril bici en el parque Ciudad Rodrigo.

Además, el pasado mes de diciembre se colocó la pasarela sobre la vía del tren y aún está sin rematar la obra para salvar la intersección entre el nuevo trazado del carril bici paralelo a la carretera DSA-804 (carretera de Salamanca a Cabrerizos por Jesús Arambarri) y la línea del ferrocarril Salamanca-Medina del Campo.

La pasarela.

Se trata de una pasarela metálica de 45 metros de longitud y una anchura de 4,5 metros, también apta para tránsito peatonal. Este carril, y el paseo peatonal, tienen continuidad con los ya construidos en el término municipal de Cabrerizos, cuyas obras acabaron en septiembre de 2018.

Los concejales socialistas de Cabrerizos denunciaron el pasado 1 de diciembre que un informe de la Diputación, que ha tratado de ocultar el equipo de gobierno municipal del PP, indica textualmente que el carril bici presenta “deficiencias y vicios ocultos” que no se han subsanado ni corregido y que por tanto la obra no puede ser recepcionada ni “se puede entregar al uso público”.

Los concejales socialistas señalan que el equipo de gobierno del PP encabezado por la alcaldesa Lourdes Villoria en el Ayuntamiento de Cabrerizos lleva tiempo anunciando, tanto en el Pleno como en los medios de comunicación, que el carril bici de la localidad está terminado, permitiendo e induciendo a los ciudadanos a que lo usen, a pesar de que dicho anuncio no se corresponde con la realidad, poniendo en riesgo y en peligro a los usuarios tal y como lo demuestra un informe emitido por la Diputación de Salamanca y en el que se dice que la obra no puede ser recepcionada por presentar diversas deficiencias que no han sido subsanadas y, por tanto, no es posible habilitarla para su utilización pública.

Pese a ello, el Ayuntamiento incitó a su uso posibilitando su utilización sin que existiera ningún tipo de señalización o cartel que lo impidiera o desaconsejase la circulación por el riesgo y los peligros que conllevaba.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba