LocalPortada

La primera piedra de la Plaza Mayor se colocó hace 290 años

El ágora salmantina comenzó a construirse en 1729 y la última piedra se colocó en 1755

 

Siempre se ha dicho que el corazón de Salamanca es la Plaza Mayor y algo de cierto hay porque los que trabajan en ella dicen que todo lo que ocurre en la ciudad del Tormes pasa por este enclave

Eso sí, siendo el motor que bombea a la ciudad, es uno de los monumentos más ‘nuevos’ de Salamanca, porque la primera piedra -de Villamayor, por supuesto- se colocó hace ahora 290 años, en 1729 gracias a la insistencia de Rodrigo Caballero de Llanes ante el rey Felipe V que le dio los permisos para iniciar las obras, pero el tesoro real no puso un real, pero eso no amedrentó a los salmantinos que querían tener una Plaza Mayor por lo que con su apoyo y las arcas municipales se fue levantando hasta que se inauguró en 1755.

El arquitecto que firma la primera parte de la Plaza Mayor es Alberto Churriguera, pero el que concluye las obra es Andrés de Quiñones, cuando muere el maestro. Estos arquitectos levantaron la Plaza Mayor en el espacio que ya se utilizaba como mercado de abastos, y que se encontraba en solares donde hoy se levanta la propia Plaza, el Mercado Central, el Corrillo y Poeta Iglesias.

Los pabellones de la Plaza Mayor no se levantaron al unísono, sino que fueron poco a poco edificándose. Los primeros en asomarse fueron el Real y el de San Martín. Para concluir con el del Ayuntamiento y por último, el de Petrinero. Aunque para ver la Plaza, tal y como la conocemos hoy, hay que esperar otros 100 años más, en 1852, cuando se coloca la espadaña del Ayuntamiento y las cuatro virtudes: Justicia, Pruedencia, Fortaleza y Templanza.

10 Curiosidades

  1. La espadaña del Ayuntamiento tiene cuatro campanas y tiene su denominación: Romana, Satinay, Bentula y Esquilonada.
  2. La Plaza no es cuadrada, ya que cada lado tiene una medida diferente. Eso sí, rondan los 80 metros.
  3. Tiene 88 arcos de medio punto y 477 balcones.
  4. La historia de Medallones. 
  5. Un ‘graffiti’: “Aquí se mató una muger, rueguen a Dios por ella. Año de 1838”, que se puede leer en el Pabellón Real.
  6. El medallón de Godoy y el de Franco estuvieron en la Plaza, pero se eliminaron.
  7. 8 ‘mujeres’ esculpidas en los medallones. Y dos mujeres que buscan medallón.
  8. Es tan bella y armónica que ha aparecido en numerosas películas, la última la rodada por Amenábar.
  9. Hay ventanas que nunca se abren. El motivo, porque solo son adornos.
  10. La Plaza Mayor se convertía en coso taurino.

La Plaza Mayor es el corazón de la ciudad y es muy frecuente ‘quedar’ debajo del Reloj. Todo el mundo conoce el lugar exacto y eso desde hace muchos años.



Noticias relacionadas

Un comentario

  1. OTRA CURIOSIDAD DE LA PLAZA ES QUE ES MUY DIFICIL LOGRAR FOTOGRAFIAR LOS 12 BANCOS DE PIEDRA EN UNA MISMA TOMA. Y OTRA CURIOSIDAD MÁS, POSEE LAS ESCALERAS MAS LIMPIAS QUE JAMAS SE HAYAN VISTO Y ESTÁN ENTRE LA PROPIA PLAZA MAYOR Y EL MERCADO.

Deja un comentario

Botón volver arriba