LocalPortada

Salamanca lidera un espacio universitario entre Europa e Iberoamérica

2018 fue un punto de inflexión para la Universidad y la propia ciudad, porque el pasado año se cumplió el 800 aniversario de su fundación. Eso sí, este año, continúan los fastos porque ocho siglos no se cumplen todos los días

 

Hablamos con Enrique Cabero, vicerrector de Coordinación de los proyectos del programa de actividades de la conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, para que nos cuente qué ha aportado este escaparate a la Universidad y a la ciudad y cuáles son las miras que tienen el Estudio Salmantino
Enrique, cuéntanos en qué consiste la Universidad del futuro
Que universidades de prestigio creen una red, puedan trabajar juntas en programas de interés para la sociedad europea, para la construcción europea, para el progreso social, bienestar, el empleo y emprendimiento.

¿Qué plus le da al alumno y a la Universidad?
Es esencial porque se consigue financiación adicional. Las universidades en general están infrafinanciadas, también la de Salamanca. Por otro lado, la colaboración entre universidades de prestigio de la Unión nos permite abrir nuevas posibilidades a la creación de conocimiento, a la formación de los estudiantes y de los titulados. Por lo tanto, te abre nuevas oportunidades que no podrías hacerlas nunca en solitario, gracias a la creación de una red estás extendiendo tus posibilidades.

Es como tener aulas en toda Europa…
Completas equipos, consigues que investigadores de alto nivel puedan trabajar juntos, que profesores de alto nivel puedan planificar sus proyectos docentes, que alumnos puedan conocer realidades diferentes… Contactar con otros profesores que ven la realidad de distinta manera. Te planteas realidades diferentes, porque en definitiva la Universidad no se puede encerrar en su entorno inmediato, aunque sea muy importante, pero tiene que tender a la universalización, a la internalización y en el ámbito europeo más. Además, contribuye a la construcción europea.

Entrega de la medalla de la Universidad de Salamanca al Parlamento Europeo.

Ahora, hay voces en todos los países con respecto a la construcción de Europa.
Sí, por eso. En un momento en el que se plantean dudas en algunos sectores, es necesario reivindicar desde la universidad la importancia que tienen la construcción europea. Esto se subrayo mucho en el acto del parlamento europeo donde la Universidad de Salamanca le dio la medalla al Parlamento Europeo, porque se puso a las universidad como motor, no el único, pero sí uno importante, por el conocimiento, por las grandes posibilidades de intercambio que generan las universidades.

Como las becas Erasmus.
Sí. Una de las grandes creaciones para contribuir a hacer Europa han sido los programas Erasmus. Aquí se empezó a tener redes entre universidades. Ahora, se da un paso más, la Universidad del Futuro es que universidades de distintos países trabajen juntas y desarrollen proyectos más ambiciosos que si estuvieran solas.

Salamanca mira a Europa y a Latino América

Por un lado miramos a Europa y por otro no dejamos de mirar a América Latina.
Con América Latina hay un proyecto que estamos insistiendo desde hace mucho este año que es el espacio Euro-Iberoamericano del conocimiento y la educación superior.

¿En qué consiste?
Es un proyecto muy querido por la Universidad de Salamanca. El primer embrión surgió en 2005, en Salamanca, cuando se reunió la Cumbre Iberoamericana y se adoptó el primer acuerdo para generar este espacio. Hemos querido que en este VIII Centenario sirve para poner los cimientos de lo que será este espacio.

¿Qué papel tiene la Universidad?
Salamanca tienen que tener un protagonismo especial, pero también lo tendrá España y donde es clave la sociedad iberoamericana de naciones. Aquí nuestro trabajo es intenso. Hay que construirlo con la base de redes de universidades iberoamericanas que las hay muy buenas y de gran prestigio y muchas de ellas son hermanas, porque se crearon en su día con los estatutos y metodología de la de Salamanca. Esas relaciones han ido creciendo con el tiempo y se han hecho más profundas, también con Brasil donde históricamente habíamos tenido menos relaciones.

La Usal es la Universidad Madre.
No, esa expresión suena antigua. Digamos que es una de las grandes y estamos trabajando ya en materia de lengua española y su certificación internacional de manera muy directa con la Universidad Nacional de México, con la de Buenos Aires, en la que participa el Instituto Cervantes, se ha puesto en marcha el Siele. Son muchos los frentes abiertos y conjuntos. Nos gusta mucho tener a estudiantes iberoamericanos en Salamanca y también que estudiantes y profesores de la Universidad de Salamanca vayan a América Latina. Hay presencia en nuestra Universidad de presidentes, de embajadores,… de manera constante.

Desde el Gobierno apoyan en esta iniciativa.
Tanto el anterior como el actual son conscientes de la importancia de este proyecto y trabajan con nosotros.

Por lo que no están solos…
No podríamos. Este proyecto es de España, no solo de Salamanca. Es un proyecto donde es fundamental la Comunidad Iberoamericana de Naciones a través de su secretaría general, el Gobierno de España y la Universidad de Salamanca. Los tres con la colaboración de las grandes universidades y de los gobiernos iberoamericanos podemos construir el espacio universitario más importante del mundo. Hay que ser conscientes de esto y de la importancia que tiene. A veces se intenta imponer el modelo anglosajón y chino que está de moda, pero el espacio Euro-Iberoamericano, si se construye en los términos en los que estamos trabajando, se convertiría en el principal espacio de creación del conocimiento del mundo.

Fotografía facilitada por la Asociación Universidad de Salamanca en Japón que muestra a los emperadores de Japón, Akihito y Michiko, durante la recepción celebrada ayer con motivo del XX aniversario de la institución salmantina. En el centro, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero. EFE 

¿Dónde ha estado presente la Universidad aprovechando este VIII Centenario?
En Latino América, por supuesto, en Asia, con Japón se han firmado convenios nuevos y continúan los que ya existían con universidades.

Salamanca es una universidad universal
Es lo que quiere serlo. También el homenaje que organizaron las universidades de Argel, donde ves el reconocimiento y cariño de los países del norte de África.

Asia, América, África, Europa…
Han estado todos los continentes implicados en el VIII Centenario. Es muy satisfactorio el relanzamiento internacional de la Universidad de Salamanca este año, mucho más de lo que esperábamos. Se había trabajado mucho para ello, tanto el Instituto Cervantes como las embajadas habían trabajado en este proyecto y la verdad ha desbordado todas las expectativas.

Uno de los Tesoros de la Usal

Foto de familia en el Patio de Escuelas.

Los antiguos titulados que significan.
Son un tesoro de la Universidad. Están distribuidos por todo el mundo y dedicándose a actividades muy distintas y se convierten en embajadores de la Universidad. Si están en lugares de decisión muy destacados facilitan la presencia de la Universidad en muchos foros. Te los encuentras en Iberoamérica, como ministros, jefes de Estado, presidentes de Supremos, Magistrados, Fiscales,… y guardan gran cariño. Este año vinieron casi 6.000, además vinieron con sus familias, con sus nietos,… Los antiguos alumnos son uno de los principales puentes que tiene la Universidad con la sociedad.

¿La Universidad ha superado la crisis?
La Universidad de Salamanca quiere crecer. Ha habido una tendencia que se extendió en los años de la crisis, y que para mí es un eufemismo, se decía que las universidades tenían que redimensionarse. Eso qué significa, reducirse. Reducir el tamaño de la Universidad cuando la sociedad necesita universitarios a mí me parece un error. De hecho, ¿qué ha sucedido? que ese llamado redimensionamiento de las universidades ha afectado sólo al sistema público y ha sido el momento en el que más universidades privadas hay en España. En el momento actual tenemos muchas universidades. La educación universitaria es un servicio público y corre el riesgo de que si se sigue reduciendo la parte pública en detrimento de la privada, en lugar de ser un servicio público se va a convertir en un mercado. Al final la enseñanza universitaria es una mercancía y quien puede pagarla la tiene y quien no, no.

La Usal defiende otro modelo
Sí. Ese no es el modelo que defiende la Universidad de Salamanca, porque el más acorde con la constitución y las leyes que se han ido aprobando es el contrario. Es un servicio público que garantice el acceso en igual, que no sea la diferencia de reta familiar un facto decisivo y que los estudiantes puedan elegir universidad.

A por la prueba única.
Sí. Por eso, defendemos que haya una prueba única de acceso y si no que se maticen los resultados. Hay que garantizar la igualdad en el acceso. Los estudiantes tienen que poder circular, elegir universidad. Esto beneficia a las universidades que son atractivas y afortunadamente, Salamanca es atractiva, y por eso seguimos creciendo.

Argelia rinde homenaje a la Universidad en su VIII Centenario.

Ahora, hay muchos alumnos que ‘estudian’ en qué universidad quieren matricularse. Enrique, ¿por qué elegir la de Salamanca?
La Universidad de Salamanca no tienen fronteras, por eso los esfuerzos que se van a multiplicar durante este año, 2018 ha contribuido a que la Universidad sea más conocida, más demandada e incluso que esos factores diferenciadores de matricula no afecten demasiado y que vayamos creciendo. Buenos estudiantes quieran venir a estudiar a Salamanca y sigamos creciendo. Eses es nuestro objetivo. En todos los campos del saber, en igualdad y que en titulaciones donde aún cuesta que estén más presentes las mujeres, pues crezca también el número de mujeres estudiantes, sobre todo en algunas ingenierías, que es una de las asignaturas pendientes, que en el resto de las titulaciones no sucede. Tenemos que atraer a estudiantes de nuestro entorno, pero también del resto de España, de Europa, de la comunidad iberoamericana y de todo el mundo.

Hablanos de los profesores que se van a encontrar los universitarios.¿Qué se van a encontrar?
La Universidad de Salamanca es el paraíso para los estudiantes. Es una Universidad muy atractiva por las enseñanzas, por la oferta extra académica que es amplísima y de mucha calidad, por las ciudades en las que está muy cómodas, dos de ellas, Ávila y Salamanca Patrimonio de la Humanidad, Zamora con un gran campus, y Béjar cuna de los estudios industriales. Son seguras, no necesitan grandes inversiones en transporte. Además, el actual equipo rectoral está empeñado en rejuvenecer la plantilla y que haya un relevo generacional adecuado y que jóvenes talentos se incorporen a la Universidad, donde actualmente hay magníficos profesores y personal de administración y servicios.

800 años

El VIII Centenario ha acercado la Universidad a la sociedad y a las empresas. ¿Qué ganarían las empresas si se acercan a la Universidad?
Las empresas ganan competitividad, eso demuestran las experiencias que se han desarrollado anteriormente, porque pueden conseguir conocimiento, que es el gran tesoro o motor de la economía. Y pueden también contrastar sus experiencias, propuestas, problemas,… con personas que estudian esas materias.

¿Y la Universidad?
La Universidad recibe parte de ese conocimiento aplicado a través de la experiencia. Crea nuevo conocimiento a raíz de las experiencias concretas que estudian, porque al conocer la realidad también se reflexiona. Por lo tanto, se crea nuevo conocimiento, y pueden surgir proyectos conjuntos con financiación publico privada o solo privada o solo pública y pueden acceder a una serie de programas europeos, estatales, autonómicos, locales que contribuyen a la generación de empleo, de emprendimiento, la modernización de las empresas, su reorganización,… El inicio de nuevas actividades empresariales que pueden ser demandadas por la sociedad.

Esta relación es buena para la sociedad…
A mí me parece que enriquece muchísimo a la sociedad en su conjunto, por lo que crea nuevas posibilidades de desarrollo, bienestar, progreso, empleo esa colaboración con la Universidad. También desde el punto de vista formativo, porque ahora mismo una de las líneas básicas en las que estamos trabajando es insertar en la formación, esa relación con la sociedad, con la empresa y con otras entidades, porque no todo es empresa en la sociedad, también hay entidades sin ánimo de lucro que trabajan con la ciudadanía y ahí hay fórmulas como la dual, como la realización de prácticas curriculares o extracurriculares vienen a enriquecer la formación de los futuros titulados de grado, máster…

Instante de la presentación de ‘Univerusal’ en el aula Francisco Salinas.

En esa relación entre empresa y universidad os planteáis que surjan patentes.
Por supuesto, sobre todo en áreas más tecnológicas, que ya existen patentes de grupos de investigación e institutos con empresas. La creación de Cátedras Extraordinarias también está el prototipo de la Cátedra de Iberdrola con la posibilidad de incorporar nuevas líneas de investigación, nuevas soluciones prácticas para la empresa y la sociedad. No todo son patentes….

Ya…
También hay nuevos modelos de gestión para la política social, para la igualdad efectiva. Tenemos, por ejemplo, el modelo que se puso en marcha en el 2018, y se ha hecho con una gran implicación de las asociaciones en este ámbito que es Univerusal, que es el primer título universitario en España dirigida a personas con discapacidad intelectual y que se ha puesto en marcha gracias a la colaboración de la sociedad. Por lo tanto, hay nuevas fórmulas, nuevos proyectos, nuevos programas que prestan unos servicios básicos en el ámbito más social, más vinculado a la igualdad efectiva.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba