Economía

Detalles que hay que tener en cuenta antes de escoger un coche

Comprar un nuevo coche no es algo que realmente se haga sin meditar. Hay que tener en cuenta diversos factores que ayuden a que la elección sea la más acertada. Se está hablando de un elemento que va a permanecer con el cliente durante muchos años y al cual le ha hecho una inversión monetaria importante, por eso hay que valorar los pros y los contras de todas las alternativas posibles.

¿Un coche nuevo? Esto es lo que has de tener en cuenta

En el proceso de elección de un coche nuevo entran en juego varios factores, como la forma de pago o el uso que se le vaya a dar al vehículo. ¿Pensando en qué coche elegir? Mira esto

Pensar para que se desea el vehículo

Cada cliente tendrá unas necesidades concretas. No es lo mismo el coche para una persona joven que solo lo quiere para poder desplazarse al trabajo que un vehículo que tenga que dar cabida a una familia entera.

Además, hay que pensar a medio-largo plazo y hacer unas previsiones acerca del ciclo de vida que se pretende dar al coche. Pensar si se quiere para viajes más largos o más cortos, tener en cuenta si lo van a usar más personas, si se tiene previsto circular por caminos rurales, etc.

Comparar concesionarios y vehículos

Lo primero de todo es crearse una lista con varios modelos y destacar los pros y las contras de todos. Una lista que además no debe de estar cerrada porque siempre pueden surgir alternativas que no se habían tenido en cuenta y que pueden ser más convenientes que las que ya se tienen.

Puede que el usuario tenga en mente un coche concreto y rápidamente desestime otros modelos que le ofrecen las mismas prestaciones a un precio más accesible. Además también puede ocurrir que ese modelo que tanto desea lo puede encontrar en otro concesionario con mayores facilidades.

Ceñirse a un presupuesto establecido

A veces puede ocurrir que el cliente se encapriche con un modelo concreto y éste se escape de sus realidades económicas. Es probable que durante los primeros meses disfrute del placer de conducir ese vehículo, pero en cuanto las letras comienzan a asfixiar o no se pueda hacer frente a ellas, la adquisición del coche pasará de ser un sueño a ser una pesadilla.

Un coche es un útil que regala autonomía y sirve para trasladarse. Si alguien desea generar una imagen más admirable de su persona a través del coche, debe ser consciente de que tiene que ser capaz de asumir tanto los gastos de adquisición como los de mantenimiento.

Tener en cuenta la financiación

Lo más normal es que el cliente tenga que financiar los pagos del coche. En la mayoría de los casos, el sistema de financiación viene facilitado por la misma marca de coches o por el concesionario y en algunos casos se puede abaratar el precio entregando el antiguo vehículo.

El problema es que este sistema de financiación no siempre es conveniente para el nuevo usuario, llevándose la sorpresa (no si ha estudiado el caso) de que al final va a pagar mucho más por el coche de lo que pensaba debido a que no ha tenido en cuenta algunos factores como el pago final o el incremento de las tasas a partir del X més.

Probar el vehículo

Otro factor a tener en cuenta es que el coche puede ser llamativo, tener todas las prestaciones que se desea, pero no ofrecer una buena experiencia al volante o no resultar lo práctico que se creía. Antes de comprarlo, es conveniente probar (sobre todo si es de segunda mano) si la conducción es buena y si presenta o no alguna deficiencia.

Tener en mente otras opciones

Hablando de coches de segunda mano, esta idea tampoco se ha de descartar tan rápido, sobre todo por que se pueden encontrar incluso mejores ofertas. Asimismo, la opción de un coche kilómetro 0 es una opción con la que se puede disfrutar de un coche que aunque no sea un último modelo, sea nuevo.

La opción de alquilar o de recurrir al leasing para evitarse costes de mantenimiento, intereses y con el que puede disfrutar de un coche nuevo para que a los cinco años tenga la alternativa de cambiarlo por otro todavía más reciente, tampoco es mala idea.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba