LocalPortada

Otro asunto turbio con una empresa concesionaria

Ganemos denuncia que el Ayuntamiento regala 600.000 euros en aparatos al gimnasio de La Aldehuela que explota Enjoy Wellness

El “despilfarro” de dinero público por parte de Enjoy Wellness, concesionaria de La Aldehuela, es “constante” y debe ser “atajado de forma inmediata”. Así lo denuncia Ganemos Salamanca, que hace referencia a 800.000 euros gastados de manera “injustificada” e “irregular” por la concesionaria y ya desembolsados de las arcas municipales.

 

El grupo ya sacó a la luz estos “gastos de gestión” equivalentes a algo más de 400.000 euros y, de este total, Ganemos considera que al menos la mitad corresponde a partidas que carecen de justificación, como las de consultoría estratégica o los servicios de publicidad y márketing (casi 85.000 euros en ambos casos), los de dirección (casi 92.000 euros) y otros servicios independientes, como los contables y financieros (más de 47.000 euros) o los de asesoría (cerca de 29.000 euros), entre otros. Entre estas partidas se incluiría, además, una mariscada facturada por valor de 184 euros en marzo.

Por todo ello, Ganemos pide “una revisión a fondo” de estos gastos que determine cuáles son los realmente justificables y “se deje de regalar dinero de la ciudadanía a esta empresa, una de las favoritas del PP”.

Al dinero “derrochado” se suman los 600.000 euros pagados por el Ayuntamiento en concepto de mejora del contrato relativa a equipamientos de fitness. Y es que el propio contrato recoge en una cláusula que las mejoras quedarán excluidas de cualquier sobrecoste, algo que, sin embargo, el Gobierno municipal parece haber pasado por alto. Ante este hecho, Ganemos pide que la cantidad sea descontada de la subvención anual de 1,2 millones de euros que el Ayuntamiento paga en 12 cuotas a Enjoy Wellness.

“Otra vez más tenemos que hablar de amiguismo y despilfarro, dos conceptos que van de la mano cuando hablamos del Partido Popular”, denuncia el concejal de la agrupación de electores Gabriel Risco.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. ¿Cuántos gimnasios y cuantas familias de pequeños empresarios de gimnasios han tenido que cerrar por entrar los poderes públicos como un elefante en una cacharrería subvencionando el suelo, el vuelo, la maquinaria y los clientes con dinero público?

    ¿Es este «neocapitalismoliberal» el modelo a seguir?

Deja un comentario

Botón volver arriba