Cosas de la vida

El bombero cántabro era el pirómano e hizo de guía a Revilla

Miguel Ángel Revilla expresa en su cuenta de twitter su malestar porque el que lo ha guiado a través de los incendios era el que los provocaba

 

En Cantabria pusieron a guardar el gallinero al zorro. Durante varios días, los incendios, todos ellos intencionados, abrasaron y arrollaron Cantabria. Las autoridades sabían que los habían provocado, lo que no sospechaban era que el bombero que los apagaba, los había chiscado.

Luis Trueba es el pirómano que se metió a bombero. Lo curioso del asunto, según apunta El Confidencial, es que solo tenía 26 años y su profesionalidad lo había llevado a convertirse jefe de la agrupación en Protección Civil en La Alcomba.

Durante los días que ardía Cantabria, unas 700 personas participaron en la extinción de los fuegos, entre ellos, Trueba, su autor. De hecho, el bombero pirómano fue el encargado de hacer de cicerone para el presidente Revilla.

Lo ha delatado su celo profesional y su afán de protagonismo. El celo profesional es que él tenía demasiada información sobre los fotos y en cuento a su querer ser famosos, es que era activo en las redes sociales y buscaba los focos.

 

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba