fbpx
LocalSucesos

Le sorprenden en un coche robado y dice que “tenía frío”

El acusado es juzgado en ausencia, porque "ni se le ve ni se le espera"

S.S.G. es un conocido de la policía ya que posee un amplio historial delictivo, en su mayoría por robo de vehículos y de objetos que encuentra en su interior.

 

Fuentes del caso definieron al acusado como una persona que “ni se le ve, ni se le espera”, porque a pesar de estar citado no ha acudido a declarar, como ha sucedido en repetidas ocasiones.

El caso que ha llegado en la mañana de este martes al Juzgado de lo Penal Nº2 de Salamanca trata sobre unos hechos ocurridos en la calle Toledo de la capital el día 14 de marzo de 2018, a las cuatro de la madrugada.

Declararon en calidad de testigos los policías nacionales que estuvieron presentes. Afirman que identificaron al acusado dentro de un vehículo que no era el suyo comprobando los papeles del mismo. Al preguntarle qué hacía allí el acusado respondió: “Tenía frío, el coche estaba abierto y me metí a resguardarme del frío”. También confesó a los agentes que iba a buscar algún teléfono de contacto para hacérselo saber al dueño.

La policía observó que el coche presentaba un estado de haber sido registrado por completo, con la guantera abierta. Se percataron también de que otro vehículo cercano se encontraba en la misma situación, pero no pudieron realizar los trámites porque no consiguieron localizar al dueño.

Respecto a la reincidencia del acusado en el robo de vehículos, los agentes coindicen en que “los consigue abrir, pero no sabemos como”, ya que no presentaban síntomas de haber sido forzados.

El dueño del vehículo acudió también a la vista afirmando que dejó el coche aparcado en la calle donde tuvieron lugar los hechos la tarde anterior. Confiesa que no puede estar totalmente seguro de que quedase cerrado, pero que cierra el coche siempre.

La fiscalía mantiene su valoración inicial indicando que existen pruebas de cargo suficientes para afirmar que el acusado registró el vehículo con ánimo de lucro. Se pide para él 12 meses de prisión y las costas del juicio, ya que el dueño del coche no reclama indemnización alguna porque no le había sustraído nada.

Por su parte, la defensa solicita la absolución del acusado porque no se puede asegurar con totalidad que cerrase el coche y en el interior del vehículo no faltaba nada.

Texto: J.A.G.G.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba