Cosas de la vida

Una guardia civil se hace cargo del bebé cuyo padre sufrió un infarto al volante

Ocurrió en las Palmas de Gran Canaria

 

Una patrulla de la Guardia Civil vio un coche en el arcén. Se acercaron y comprobaron que el conductor sufría un amago de infarto.

En el asiento de atrás viajaba un bebé. La agente de la Guardia Civil se hizo cargo del pequeño y lo calmó mientras atendían a su padre.

El auxilio en carretera «tan peculiar» ocurrió en Las Palmas de Gran Canaria.

 



Noticias relacionadas

Botón volver arriba