Opinión

Canarios

 

Tal día como hoy, hace muchos años, muchísimos, mi madre me regaló un pollito. Lo cuidé y quise hasta que se hizo muy grande y lo mandaron al pueblo, donde fue el terror de todas las gallinas. Se lo comieron en las fiestas patronales.

Varios años después, era yo estudiante y me dieron un periquito. Estaba yo un día enfrascado en mi libro, con un bocadillo en la mano, cuando, sin que yo me diese cuenta, salió de la jaula y se puso a picotear mi bocadillo. Desde entonces aleteó libre por toda la casa. Comía de nuestra mano; bebía de nuestros vasos. Jugaba con todos. ¡Fue la alegría de aquel hogar!

Siempre procuré inculcar en mis hijos el amor a los animalitos de compañía y creo que lo conseguí. Ayer conversé con Tito y le hice unas preguntas sobre sus canarios. Puede que os interese leer sus respuestas.

—————-

Las plumas alborotadas del ala indican que es un macho en celo. El nido está aún sin preparar por la hembra.

– ¿Cómo nació en ti esa afición por los canarios?

– Le regalaste a Diego un periquito, que cuidó con entusiasmo. Pero no consiguió “domesticarlo” como nos contabas que hiciste tú. Un día se escapó y alguien le dio un par de canarios. Se dedicó a ellos con mucho interés, pero con el tiempo se cansó de esa afición.

– ¿Y eso?

– ¡Cosas de la adolescencia! El caso es que yo retomé el asuntó sin pensar que me iba a calar tan profundamente.

– ¡Hombre! A mí me regalaste un “tenor español” que me alegra cuando trina. ¡Es una maravilla! Lo cuido y limpio la jaula a diario. Y hasta te puedo decir que le quiero… ¡Es tan chiquitín, tan bonito! Pero de eso a ponerme a criar, va una diferencia…

– Es que no lo has vivido… Si lo probaras –tú, que eres tan sensible– te quedarías prendado. Cuando ves como la hembra se pone a hacer el nido con tanto entusiasmo y delicadeza… El macho ve esto y empieza a encenderse su pasión irrefrenable. Te emocionas cuando la pajarita pone los huevos, los incuba y ves como su compañero le da de comer para que no tenga que moverse. Y ¡por fin! cuando salen los pollitos del huevo, tan feos, ¡pero vivos! y como sus padres están pendientes de ellos. Y como van creciendo tan rápidamente. ¡Es la vida misma! Es tal el espectáculo, tal el mensaje, tal lo que sientes dentro de ti, que estás deseando que se repita. Y compras más jaulas y adquieres más y más canarios, y más accesorios. Estudias y hablas con amigos para compartir ideas. Lees revistas especializadas. ¡Es todo un mundo que te llena de satisfacciones!

La anilla cerrada azul del macho indica que nació en 2017. La hembra está incubando.

– Ahora comprendo a algunas personas que conocí hace muchos años. Uno había comprado una casita en las afueras de Madrid y la tenía llena de jaulas. Otro había hecho un aviario en la pared de su garaje. Pero me llama la atención que no las tenían en su casa. Parece ser que a sus esposas no les gustaba la idea.

– Es que el concepto femenino del hogar se derrumba al tener que compartirlo con muchos pájaros, que ensucian y que, cuando cantan, pueden llegar a aturdir si son muchos. Muchas mujeres tienen una jaula con un canario, o un jilguero, que las alegran con sus trinos. Pero que tengan un aviario, pues no. No va con ellas. ¡Claro que puede haber excepciones, como en todo!

– Explícame por qué tienen las patitas anilladas.

– Por un convenio, que todo el mundo respeta. Indican el año en que nacieron. Así este año 19 es de color negro. El pasado, rojo. Y el anterior, azul. Estas anillas son cerradas y tienen escritos los números de criador y del animal. Se les pone en una patita cuando cumplen 6 ó 7 días. En la otra patita se pueden colocar otras señales, en anillas abiertas, para que el canaricultor recuerde lo que crea conveniente.

– Tengo entendido que hay concursos. ¿En qué consisten?

– Los hay de tres tipos: de canto, de color y de postura…

– De canto y de color los comprendo. Pero ¿qué quiere decir “de postura”?

– Pues en ellos concursan los canarios con peculiaridades tipificadas, en la forma, el tamaño…

– ¿Cuantos canarios tienes en tu aviario?

– 13 parejas

– ¿No te haces un lío con tantos?

– ¡Hombre! Es que en una pizarra anotó todo acontecimiento y así controlo lo que pasa y puede pasar…

– ¿Cómo evitas la consanguinidad?

– Para eso están las anillas accesorias, evitando cruces entre hermanos. También puedo intercambiar ejemplares con otros canaricultores…

Primer día de vida.

– ¿Y qué ocurre si hay gatos cerca?

– Ya sufrí su ataque hace tiempo, cuando tenía las jaulas poco protegidas. ¡Me tiraron varias! ¡Qué catástrofe! Pero aprendí y ahora están a salvo de esos instintos felinos tan propios de su especie.

– Si te parece, mañana seguimos hablando de canarios…

– Lo que tú digas, papá. Pero ¿por qué no quieres que te traiga una hembrita para tu tenorcillo español?

– ¡Déjate de hembras, que ya tengo bastante con lo que tengo…! Ahora, córtale las uñitas y el pico, que le han crecido demasiado y yo me pongo nervioso…

– Como quieras…

Mostrar más


Noticias relacionadas

Echa un vistazo

Cerrar
Botón volver arriba