Castilla y León

Igea en Salamanca: “Mañueco está desesperado”

El candidato de Cs a la Junta dice que de repente alguien se ha dado cuenta “de que el poder no se hereda, sino que está en manos de los ciudadanos"

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, entendió “los símbolos de desesperación” que está demostrando el PP en las últimas horas, porque hay que comprenderlo cuando está viendo que las cosas no funcionan y que “no va a heredar la Junta”. Lo dijo este viernes en Salamanca, antes de participar junto al cabeza de lista de la formación a las Europeas, Luis Garicano. De repente, dijo, alguien se ha dado cuenta “de que el poder no se hereda, de que el poder está en manos de los ciudadanos, de la gente y no en manos del Partido Popular”.

 

Igea explicó que a lo largo de esta campaña él ha prometido muy pocas cosas, porque cree que las campañas políticas no se hacen repartiendo bolsas de caramelos y prometiendo un hospital aquí o allí, se hacen proponiendo reformas y con medidas de gestión. Lamentó que el PP aún no entienda que las promesas electorales, campaña tras campaña, no es una manera “decente” de tratar a los ciudadanos.

Igea y Garicano estuvieron acompañados en el acto público por varios representantes regionales de la formación naranja, entre ellos la candidata a la Alcaldía de Salamanca, Ana Suárez, y el cabeza de lista de Cs a las Cortes por la provincia, David Castaño. Antes, protagonizaron un ‘Paseo Ciudadano’ por las calles del centro de la ciudad y visitaron la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca (USAL). A las puertas, les recibió el rector, Ricardo Rivero.

“Nosotros no somos una bisagra, somos una palanca para cambiar las cosas” y “cuantos más votos naranjas haya este domingo, más cambiarán las cosas en Castilla y León, más cambiarán para mejor, más cambiarán hacia la libertad”, porque cada apoyo a la formación liberal será un botón para “la esperanza y no para la venganza”, no para la vuelta a la tortilla, para el sanchismo y el “hachazo fiscal”. Este fue el mensaje que lanzó este viernes el candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en Salamanca, en un mitin en la calle Rúa Antigua, en el último día de campaña en el que estuvo acompañado por su amigo y cabeza de la formación liberal al Parlamento Europeo, Luis Garicano.

Igea advirtió que el domingo saldrá el sol y llegará la primavera a esta Comunidad, será “la hora de Ciudadanos y de los ciudadanos de Castilla y León”, a quienes les prometió que no va a ceder “nunca”, lo ha dicho “por activa y por pasiva”, al populismo y “al trío de la hachazo”, en alusión al pacto fiscal firmado por los partidos de la izquierda -PSOE, IU y Podemos- y los sindicatos. Tampoco cederá, continuó, a quienes no quieren luchar contra la corrupción, ni contra el clientelismo.

El candidato de Cs reconoció que tiene “buenísimas sensaciones” y que está convencido de que el domingo su formación va a dar “una auténtica sorpresa” en la Comunidad, porque cada día se suma “más y más gente” al proyecto de la reforma y el cambio. Lo dijo convencido, porque las encuestas les son “favorables”, pero sobre todo porque la gente está cansada de 32 años del PP y quiere un futuro de progreso para esta tierra.

Igea explicó que la Universidad de Salamanca es un “símbolo” de lo que debe ser el futuro de Castilla y León, un futuro “de progreso, innovación y oportunidades”. Después de recorrer 15.000 kilómetros en los últimos tres meses, aseguró a los ciudadanos que esta tierra tiene oportunidades y “no tiene que resignarse a nada”, “Está Comunidad está llena de esperanza; estamos viéndolo todos estos días, todo es posible”, arengó, para insistir en que el domingo arranca una nueva época, la de la “libertad, la tolerancia, el progreso y la renovación”.

A los “excelentes funcionarios públicos”, a los empleados de la Junta, les lanzó también un mensaje de confianza, porque su partido quiere aterrizar en la Administración para cambiar las cosas, no para dar una vuelta de tortilla. “Venimos a dar libertad, a traer la regeneración y a pedir a todos los ciudadanos de Castilla y León, a los primeros en particular”, esfuerzo, ilusión y ganas por cambiar las cosas, porque la Comunidad es “capaz de lo mejor”. “Es la hora, ha llegado la hora en Castilla y León”, y es “la hora de ciudadanos”, sentenció.

Por su parte, Garicano, incidió en el mensaje de acudir a las urnas, porque es un “momento muy importante para Europa; es un momento muy importante para España y para Castilla y León”. Coincidió con Igea en que las sensaciones son “muy positivas” de crecimiento, porque la gente sabe que tienen “los mejores candidatos” a las Alcaldías y la Junta. “Sentimos que tenemos el viento de cola, vamos con mucha ilusión a estas elecciones y esperamos que todo el mundo tenga el tiempo y las ganas de votar”.

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba