Castilla y León

La negociación de PP y Cs no avanza

Ante la exigencia de limitar los mandatos a ocho años en Junta, ayuntamientos y diputaciones

Las conversaciones entre el Partido Popular y Ciudadanos para alcanzar un acuerdo sobre la gobernabilidad de Castilla y León no avanza en las últimas horas ante la exigencia planteada por la formación ‘naranja’ sobre la limitación de mandatos a ocho años, con efectos retroactivos, tanto para los integrantes del futuro ejecutivo autonómico, como en ayuntamientos y diputaciones provinciales.

 

Un día después de que Cs planteara a los ‘populares’ esta medida, junto a otras, de regeneración democrática, la negociación se encuentra en este punto atascada. Desde la formación ‘naranja’ asegura con firmeza que esperan una respuesta del PP a su propuesta, puesto que insisten en que es una condición ‘sine qua non’ para seguir sentándose a negociar.

Asimismo, fuentes consultadas del Partido Popular asegura que «están dialogando” con Ciudadanos, mientras los afectados, entre ellos, el regidor de Palencia, Alfonso Polanco, no se han pronunciado y guardan silencio. La demanda del equipo negociador de Ciudadanos, que capitanea Francisco Igea, ha dado un giro a los contactos, después de la sintonía y principio de acuerdo de la primera reunión.

El consejero en funciones de Empleo y negociador del PP, Carlos Fernández Carriedo, aseguró este viernes en Segovia que están «hablando” sobre la propuesta de Ciudadanos. «Cuando haya un acuerdo en la materia se lo comentaremos”, sentenció. Ambos partidos, dijo siguen poniendo puntos encima de la mesa y “en algunos” se ha avanzado de “una forma importante” y, sobre otros, admitió que tendrán «que seguir avanzando”. “Soy optimista”, apostilló.

La limitación de mandatos que exige ciudadanos impediría continuar en el cargo, entre otros, a los alcaldes de Palencia y Burgos, Alfonso Polanco y Javier Lacalle, así como al presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero. También Cs ha dejado claro que no apoyará al leonés Antonio Silván, si bien la suma de PP y Cs no alcanzarían la mayoría necesaria para que resultara reelegido, al quedarse Vox fuera del Ayuntamiento de la capital leonesa.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, reclamó a Cs“criterios objetivos” en las negociaciones y recordó que hace cuatro años ya se fijó un máximo de ocho años en los mandatos. Además, reiteró el compromiso que tiene el PP con “la regeneración” en la política con el fin de poder garantizar “mayor eficiencia”.

También la dirección nacional de Ciudadanos aclaró que la exigencia de la limitación de mandatos a ocho años es una condición exclusiva para Castilla y León, que no se aplicará en otras comunidades. El motivo que ofreció el partido de Albert Rivea es el mayor poder municipal con que cuentan en la autonomía y su objetivo de dar ejemplo de regeneración democrática.

La demanda planteada por la formación ‘naranja’, cuyos 12 procuradores son necesarios para que el PP pueda gobernar en Castilla y León al obtener 29 escaños en las últimas elecciones, ha determinado la evolución de la negociación que afronta el fin de semana sin un horizonte claro, al menos, hasta este momento.

Las comisiones negociadoras están compuestas en el bando del PP por el presidente del PPCyL y candidato a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; el consejero Carlos Fernández Carriedo, la zamorana Isabel Blanco Llamas y el vallisoletano Raúl de la Hoz. Por Ciudadanos, intervienen Igea, el salmantino David Castaño, la leonesa Gemma Villaroel y el secretario autonómico de Organizacion, Miguel Ángel González.



Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba