fbpx
LocalPortada

Acusan al PP de permitir presuntamente falsificar 5.000 firmas de afiliados e ingresos en B por 500.000 € en las primarias de Mañueco

  • Empresas importantes y cargos electos habrían pagado el ‘impuesto revolucionario’ en metálico y sin justificante en todas las provincias de la región, no solo en Salamanca, según Diario 16
  • Pusieron al día las cuotas de los afiliados en ocho provincias para que pudieran votar salvo a los de León, donde el rival de Mañueco iba a tener más apoyos
  • Al dejar sin votar a 1.500 afiliados leoneses Mañueco ganó con holgura las primarias

 

El presunto cobro en B del llamado ‘impuesto revolucionario’ a los cargos y asesores del PP de Castilla y León para pagar las cuotas de los afiliados para que pudieran votar en las primarias del PP regional no se hizo solo en Salamanca, como denunció un ciudadano el pasado 4 de junio, sino que esta práctica se llevó a cabo en todas las provincias salvo León, para que el rival de Mañueco, Antonio Silván, alcalde de la ciudad, contara con menos afiliados con las cuotas del partido al día y recibiera menos votos, como así fue, según informa Diario 16. Por su parte, el Partido Popular de Castilla y León ha emitido un comunicado en el que anuncia que se querellará contra el que difame o calumnie a cualquiera de sus miembros, con informaciones falsas que sólo buscan torpedear las negociaciones por la gobernabilidad de Castilla y León.

 

El diario informa de que además de recaudar 500 euros en mano y sin justificante entre cada uno de los cargos institucionales del partido en Castilla y León, también se pasó el cepillo entre algunas empresas importantes de la región, de forma que entre unos y otras se recaudaron 500.000 euros.

Diario 16 explica en su información que el PP creía que tenía 58.000 afiliados en Castilla y León, pero la lista no se actualizó desde los años 80 y tras depurar el listado solo había 7.000 afiliados. De ellos, 5.000 no estaban al corriente de pago de las cuotas, por lo que no podrían votar en las primarias.

El partido creó un comité organizador del congreso del PP de CyL al frente del cual se puso a Raúl de la Hoz, procurador afín a Mañueco.

Este comité fue el que decidió, según Diario 16, que las cuotas de esos 5.000 afiliados morosos se pagarían con el dinero recaudado entre los cargos con representación institucional del partido en la región y las empresas amigas. Un ex alto cargo de la Junta confesó al diario que se calculó que había que recaudar 700.000 euros para pagar todas esas cuotas.

Cuando se reunió el dinero se realizaron “ingresos masivos” en sucursales y cajeros automáticos en las cuentas del PP de cada provincia, “sin informar a los afiliados y sin que ellos lo autorizaran. Se llegaron a pagar en un cajero hasta las cuotas de 20 afiliados de una vez. ¿Quién se cree que 20 afiliados quedan a la vez en un cajero para pagar?”, relató ese cargo popular.

Uno de esos pagos masivos se realizó entre febrero y marzo de 2017 en distintos municipios de la región, pero sobre todo en Valladolid y “aprovechando las buenas relaciones del partido con algunas entidades financieras”, indica a la fuente a Diario 16.

Transferencias

Para hacer las transferencias “se falsificaron con garabatos las firmas de miles de militantes” para rellenar sus respectivas autorizaciones para solicitar votar en las primarias una vez puestos al día con el pago de las cuotas. Unos militantes que ni siquiera sabían que tenían que firmar para poder votar, tal y como establecen los estatutos del partido. “Aquí cometen una y otra vez (presunta) falsificación de documento sin sonrojarse”, comenta a Diario 16 su fuente.

Luego se llamó a cada afiliado a su casa o al móvil (según los datos que el partido tuviera de ellos) para pedirles que fueran a votar a la sede. Un relevante militante del PP en la región explica a Diario 16 que “si el juez quiere no tiene más que pedir en las sedes esas solicitudes y hacer una testifical”.

Testigos presenciales habrían declarado que “Maíllo apoyaba desde Génova esta operación de Mañueco y De la Hoz y fue quien permitió la (presunta) vulneración de la protección de datos a través del programa Laza, una aplicación informática creada para esta operación y que controlada el coordinador general del PP”.

Pagos en B y falsificaciones

Diario 16 afirma que los presuntos pagos en B y falsificaciones de las firmas se llevaron a cabo en todas las provincias, salvo en León, donde es alcalde Antonio Silván, rival de Mañueco en las primarias.

Es precisamente León donde más afiliados había en condiciones de votar (4.000 de los 7.000 del partido en toda Castilla y León) y al no pagarles las cuotas a esos militantes que se supone iban a apoyar a Silván tendría menos votantes potenciales dándole una enorme ventaja a Mañueco.

Y así fue, porque en León se echaron para atrás 1.500 solicitudes para votar porque no estaban al día en el pago de las cuotas del partido.

En esas circunstancias llegó el día de las elecciones y Mañueco obtuvo 4.087 votos (el 67,6%) frente a los 1.950 de Silván.

Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Me lo creo, es la práctica habitual en los políticos de Castilla y León, y desde joven Mañueco ha mamado esta forma de actuar, ha tenido buenos instructores. Salvo excepciones, afortunadamente, algunos actúan como verdaderos mafiosos.

  2. SALAMANCA ESTA SIEMPRE LLENA Y ADEMAS ORGULLOSA. QUEREMOS LAS CUENTAS DE DE LAS GESTIONES HECHAS POR EL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA. GRACIAS

Deja una respuesta

Botón volver arriba