Sucesos

Hace balconing, casi se mata y denuncia al hotel para que le paguen los gastos médicos

Otro compatriota grabó la escena y se demostró que no fue un accidente

Un turista británico se fracturó varios huesos haciendo balconing en un hotel de Magaluf (Baleares) y luego demandó al establecimiento diciendo que había sufrido un resbalón en la piscina.

 

El chico se rompió una clavícula y varias costillas al saltar desde la barandilla de las escaleras sobre la copa de un árbol no se sabe muy bien con qué intención.

Ni corto ni perezoso dijo que el accidente se produjo en la piscina y demando al hotel para que le pagara los 37.000 euros de los gastos médicos que costo su cura.

Si él mostró un grado de estupidez supino no menor fue el de un amigo suyo que grabó lo que realmente ocurrió y la empresa consiguió las imágenes para demostrar el intento de estafa por parte del turista intrépido.

No se libró de las fracturas y ahora tampoco lo hará de la factura.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba