LocalPortada

¿Quieres un abuelo? te decimos cómo conseguirlo y también si quieres un nieto

Varias familias de Salamanca están buscando abuelos para sus hijos

 

Tener unos abuelos es una de las grandes experiencias que puede tener un niño, pero hay ocasiones en las que no se puede. Unas veces porque ya no están y otras porque están lejos y no se puede disfrutar de ellos todo lo que a uno le gustaría.

Esto último es lo que le ocurrió a Leticia Jiménez y pensó en cómo solucionarlo. Así surgió la idea de quierounabuelo.es que ha convencido a numerosas familias para que ‘adopten un nieto o nieta’, incluidas a varias de Salamanca.

Hablamos con ella, con Leticia Jiménez, y así conocemos que la idea empezó cuando tuvo a sus hijas en La Coruña lejos de mi familia, pues ella es de Granada. “Me daba mucha pena que mi madre no pudiera ver cómo crecían sus nietas y disfrutar de todas sus primeras experiencias en la vida. También me rompía el corazón saber que mis hijas no iban a tener una figura cercana de abuela como yo tuve a la mía y con la que aprendí tanto y pasé tantos ratos maravillosos de juegos y risas”.

Leticia. Te digo: ¿Quiero un abuelo? Y tú qué me dices.
Yo, como gallega de acogida te respondería: ¿Y quién no quiere un abuelo o una abuela en su infancia? Esos ratos de juegos, esos secretos cómplices, esas historias maravillosas de cuando eran pequeños, ese cariño incondicional…, en definitiva esa relación tan mágica.

Explíquenos un poco en qué consiste la vinculación. ¿Sería algo así como si ‘adoptáramos’ un abuelo o que los abuelos ‘adoptaran’ un nieto?
Se trata de poner en contacto a personas mayores que quieren ejercer de abuelos/as con familias que buscan una abuela/o. Así de sencillo, el nombre que le demos es lo de menos. Tenemos familias donde llaman a los mayores abuelos o abuelas y en otras por su nombre, eso no es lo importante. Lo importante es que se genera una relación entre personas que hasta el momento eran desconocidas y que en cuestión de unas semanas pasan a sentir tanto cariño y confianza que se vuelven como de la familia.

¿Qué requisitos les piden a las familias que quieren tener un abuelo?
No hay apenas requisitos, solo tener ganas de compartir tiempo juntos. Las familias deben tener niños pequeños, no ponemos límite de edad a los niños pero más allá de los 14 ó 15 años suele ser más complicado pues los niños están dejando de ser niños ya. También es necesario que las familias se impliquen en la búsqueda activa pues son ellas las que tienen la iniciativa de elegir a quién o quiénes van a conocer en nuestra plataforma.

Y por la otra parte. ¿Cómo deben de ser esos abuelos?
Los requisitos para ser abuelos/as también son muy flexibles. Hemos establecido una edad mínima de 50 años y tenemos abuelas de hasta 85 años que están disfrutando de volver a tener relación con niños pequeños pues sus nietos ya son grandes. Está claro, que les tienen que gustar los pequeños y que tienen que tener un poco de tiempo libre, tampoco hace falta tener mucha disponibilidad pero sí al menos un rato a la semana para poder disfrutar de la relación.

Por si hay personas que crean que esto sería como tener unos ‘cuidadores gratis’ para sus hijos. ¿Qué me diría?
Les diría que se equivocan de sitio. En Quiero Un Abuelo no ofrecemos canguros gratis. Nuestros abuelos y abuelas quieren ejercer como tales para compartir tiempo, juegos y experiencias pero no van a ser cuidadores de los niños. Lo normal es que cuando se vean estén los niños con al menos, uno de sus padres, para que se genere confianza y se vaya fraguando la relación. Desde nuestra asociación recomendamos a las familias algo que es obvio, y es que no deben dejar a sus hijos solos con alguien que no conocen.

¿Hacen un seguimiento?
Nuestra plataforma es solo para ponerles en contacto. La relación que se establece posteriormente es personal y ahí no podemos ni queremos interferir. Hay familias que se ven con sus abuelos/as casi todos los días y otras un par de veces al mes. Cada uno establece el tipo de relación que quiera muchas veces en función del tiempo disponible de padres y abuelos.
Aunque no llevamos un seguimiento propiamente dicho, nos encanta que las familias se pongan en contacto con nosotros para contarnos qué tal les va con la experiencia y que nos manden fotos si así lo desean.

Abuelo y nietos. Foto. Ppxhere.com.
Abuelo y nietos. Foto. Ppxhere.com.

¿Cuánto tiempo dedican a la semana estos abuelos?
Como decía cada caso es diferente. Nuestra recomendación es que se vean un ratito a la semana por lo menos al principio para que se genere confianza. Después una vez que surge el cariño, lo normal es que esas visitas se amplíen pues como cada vez están más cómodos, se saca tiempo de otras tareas para ver a los nietos o a la abuela.

¿Qué le cuentan los niños de la relación con sus abuelos ‘estrenados’?
Los niños no tienen prejuicios y son especialmente sensibles al notar que alguien les ofrece cariño y atención. Por esta razón, la experiencia para ellos es muy positiva pues enseguida empatizan con la abuela o el abuelo y les cuentan sus cosas.
Muchas veces los mayores nos cuentan cómo les ha sorprendido la acogida por parte de los niños pues desde el primer momento les tratan como si fueran sus amigos.

¿Hasta qué edad se mantiene la relación entre ambas partes?
La idea es que la relación sea a largo plazo pues una vez que se genera el cariño, no se puede romper porque el niño haya cumplido X años. Llevamos tres años con este proyecto y las primeras relaciones que se crearon se sienten entre ellos como familia y ese sentimiento no va a caducar por el paso del tiempo.

¿Qué sensaciones le aporta a los abuelos esta relación con los menores?
Una de nuestras abuelas, Mari Carmen de 82 años me dijo una vez que sus nuevos nietos eran como el aire fresco que entraba por la ventana. Me parece una definición preciosa de lo que aportan los niños a las personas mayores. Los niños contagian su ilusión, sus ganas de vivir, traen la risa y la alegría, la improvisación, la ingenuidad, etc.

Foto. Pixabay.com
Abuela con su nieta. Foto. Pixabay.com

¿Qué actividades suelen realizar?
Las mismas que cualquier abuelo o abuela con sus nietos. Ir al parque, jugar, pasear, leer cuentos, merendar, comprar algún caprichito… Cada uno lo que más le guste. Tenemos una abuela que es pintora y le encanta enseñar a pintar a su pequeña Vera aunque sólo tenga 3 añitos.

Para contextualizarlo un poco. ¿Cuántas hay en Salamanca?
En Salamanca, actualmente hay dos familias que están buscando abuelos y sorprendentemente no hay ningún mayor que quiera ejercer de abuelo o abuela. Estamos seguros de que hay muchas personas que les encantaría ejercer de abuelos y que no saben que tienen esta oportunidad, así que desde aquí les animamos a entrar en quierounabuelo.es y registrarse como abuelo/a.

Cuéntanos alguna anécdota que les haya ocurrido en estos años que lleva con esta iniciativa.
Recuerdo una madre muy emocionada cuando dio con nuestra web y que nos contaba que sus hijos lloraban todas las noches porque querían tener un abuelo que les llevara al parque.
Una vez nos llamó un señor que acababa de ser abuelo, pero su hija vivía en otra ciudad con su nieto y le daba tanta pena que el pequeño no tuviera abuelos allí que nos pedía que le buscásemos uno.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba