Local

Tres meses después… Las vallas siguen igual en el Paseo de la Estación

Los vecinos y caminantes se muestran sorprendidos porque nadie arregla el desnivel dejado por el kiosko

 

Por ponerle un poco de humor. Julio Iglesias cantaba aquello de Al final las obras quedan. Las gentes se van. Otros que vienen las continuaran. La vida sigue igual». Esta letra es la que deben de estar cantando los vecinos del Paseo de la Estación que ven como pasan los días, va para tres meses, y las vallas siguen ahí, en el lugar donde antes estuvo un kiosko.

Eso sí, los cientos de caminantes que cada día pasan por esta acera, han visto cómo era el pavimento que antes estuvo colocado en la calle, porque el kiosko se levantó sobre los adoquines de la acera anterior.

Las vallas son de quita y pon. Ahora, una de las que advertía que había un desnivel está al otro lado de la calle,  por lo que el peligro de que una persona pueda caerse, ha aumentado.

 

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba