fbpx
Ferias y Fiestas 2019

Proponen sacar los conciertos de la Plaza y las casetas de las calles

'Ciudadanos para la Defensa del Patrimonio' considera que no es compatible con la historia de la ciudad

La Asociación «Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio» lamenta que un año más la Plaza Mayor vuelva a acoger los principales conciertos musicales del programa municipal de Ferias y Fiestas pese a tratarse de un monumento que goza de la máxima protección que otorga la legislación, sobre el que no se ha estudiado el impacto que este tipo de actividades tienen, «decepcionando a quienes en estas fechas visitan nuestra ciudad y no pueden admirar el principal monumento de forma completa, limitando el acceso a miles de seguidores de los diferentes artistas por superarse el aforo, etc.»

Explica que Salamanca, como ciudad cultural, aspirante a tener y mantener una imagen internacional, carece de un espacio habilitado para acoger conciertos multitudinarios con todas las garantías y comodidades, además de dotarse de otros servicios y reclamos aparejados a esos eventos, los cuáles podrían programarse en muchos otros días del año.

«De esta forma se liberaría a la Plaza Mayor, que ya cuenta con vida propia y es un atractivo en sí misma, de una actividad profundamente agresiva que menoscaba el monumento y pone en riesgo su conservación. Sin necesidad de que actividades puntuales, respetuosas y sostenibles -que no afecten a su disfrute, a su contemplación o a su pavimento- tengan lugar en el decorado más representativo de la ciudad», indica.

Añade que el Ayuntamiento de Salamanca, en este punto, «si entendiese y tuviese preocupación por el patrimonio histórico, haría una lectura de su propio Plan de Gestión Integral, cuyos fundamentos son correctos, aunque sea capaz de obviarlos por conveniencia; de ahí que sigamos careciendo en Salamanca, a diferencia de otras ciudades, de datos y criterios para la gestión de la herencia recibida».

Feria de Día

La Asociación considera, como ya lo hiciera antes de la primera edición, que la Feria de Día «es incompatible con una ciudad monumental e histórica como Salamanca que invierte tanto dinero público en promocionarse justamente como todo lo contrario a lo que representa esa actividad económica y consumista a la cual han quedado reducidas las fiestas patronales. La Feria de Día se sirve del patrimonio y de los espacios públicos a la vez que perjudica la convivencia en comunidad, ya que todo ello se ve arrollado por una inexcusable insensibilidad.

La nueva edición, que continua apostando por reducir el número de barracas a fin de hacerlas rentables, «también apuesta por la concentración de las mismas en espacios públicos y monumentales, de paso, de estancia y de contemplación, que ya tienen vida y carácter propios como lo son la Plaza de los Bandos -donde se concentra un tercio del total de las casetas-, el entorno de la Iglesia de San Juan de Sahagún o el Parque de la Alamedilla con siete chiringuitos en cada una de estas dos zonas», señala.

casetas isla rua
Casetas en la isla de la Rúa.

A los anteriores puestos se suman otros colocados -algunos de dimensiones extraordinarias- en el casco histórico, junto a monumentos, viviendas, colegios, en lugares de tránsito habitual y en el interior de parques, junto a terrazas de los mismos establecimientos y un sinnúmero de barriles, mesas, sombrillas, vallas, contenedores y urinarios. «Sin olvidar las dañinas, pero necesarias, labores de limpieza de cada día, el consumo de alcohol en los espacios públicos o el despilfarro de materia y energía en forma de platos, vasos o cubiertos de un solo uso y que pronto serán prohibidos, todo ello convierte a la Feria de Día en un evento insostenible y pernicioso que, aún siendo minoritario, perjudica a todos», recalca.

Finalmente hace suya «la contrariedad que también siente el conjunto de los salmantinos al ver que por ser fiestas deben vallarse dos céntricos parques de la ciudad -Campo de San Francisco y Plaza de Colón- como única forma de detener la entrada de miles de personas que los utilizarían para actos poco cívicos. Una medida que denota la debilidad de la Policía Local, el ánimo por perjudicar a toda la población y la torpeza de la decisión ya que solo desplaza el problema a otros lugares no menos importantes o sensibles de la ciudad», concluye.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. PENSAMOS QUE ESTO ES UN PROBLEMA DE ESTRATEGIA, FALTAN MUCHAS MÁS TERRAZAS, Y CASETAS, SERIA CONVENIENTE QUITAR LOS BANCOS PÚBLICOS, de hecho en la plaza ya están quitados, VALLAR LOS PARQUES, pero todos, no solo Campo San Franisco y Colon. SE TRATA DE CREAR UN LABERINTO DE MESAS, CASETAS, SILLAS Y TABURETES,- YA CASI CASI ESTÁ, PERO HAY QUE PERFECCIONARLO, POR EJEMPLO, CUANDO LA PLAZA MAYOR ESTUVIERA MUY LLENA, QUE ESTA SE CERRARA AUTOMÁTICAMENTE CON + TERRAZAS, CLARO ES, Y SI QUIERES SALIR, PUES A PASAR POR CAJA.

Deja una respuesta

Botón volver arriba