Castilla y LeónPortada

Mañueco ‘coloca’ a sus amigos que se habían quedado en el paro

Los exsenadores ‘populares’ Ignacio Cosidó y Esther Muñoz contratados como personal eventual de la Junta, al igual que las salmantinas, Isabel Herández y Aurelia Hernández

 

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) recoge este jueves un acuerdo de Presidencia por el que se nombra personal eventual de la Junta a los exsenadores ‘populares’ Ignacio Cosidó y Esther Muñoz de la Iglesia.

 

Hace casi un año, cuando se filtró que Ignacio Cosidó, por aquel entonces Ignacio Cosidó era portavoz del Grupo Popular en el Senado y representante por la Comunidad, escribió en su grupo de WhatsApp sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial, «controlando la sala segunda desde detrás». Por aquel entonces, Alfonso Fernández Mañueco dijo de él: «Tiene todo mi cariño y mi apoyo» y recurrió a un proverbio árabe: «Sólo se tiran piedras contra el árbol que está cargado de frutos».

Ahora, ya como presidente de la Junta de Castilla y León, Mañueco es fiel a sus amigos, porque así lo calificó en noviembre del pasado año, «Nacho es amigo nuestro», y ahora, a través de un acuerdo de Presidencia, Ignacio Cosidó, junto con Esther Muñoz de la Iglesia, han sido nombrados personal eventual de la Junta.

Ignacio Cosidó fue director general de la Policía Nacional desde el 30 de diciembre de 2011 hasta el 18 de noviembre de 2016. Fue senador en la VIII Legislatura y diputado por Palencia al Congreso en las IX y X Legislaturas, así como portavoz de Interior del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados. El pasado mes de julio se despidió como portavoz del Grupo Popular en la Cámara Alta, tras conocerse la designación del alavés Javier Maroto como senador autonómico

Por su parte, Esther Muñoz de la Iglesia fue senadora por la provincia de León entre 2016 y 2019.

Aportación desde Salamanca

También se incorpora como personal eventual de la Administración Autonómica Isabel Hernández Rozas, que fue diputada por el Partido Popular durante la primera legislatura de José María Aznar entre los años 1996 y 2000. También fue concejala en el Ayuntamiento de Salamanca y alcaldesa de Palacios Rubios.

También se nombra persona eventual a Aurelia Hernández Sánchez, que fue secretaria particular en el Ayuntamiento de Salamanca.

La Junta, un «basurero»

ICAL.  El PSOE acusa al Partido Popular y a Ciudadanos de convertir a la Junta de Castilla y León en un «basurero» en el que se recogen a dirigentes del PP, por orden de la dirección nacional de Pablo Casado, tras conocerse los nombramientos como personal eventual de Ignacio Cosidó y Esther Muñoz, así como la libre designación como técnico asesor en la Consejería de Sanidad de la exdiputada y exsenadora vallisoletana Ana Torme.

En una comparecencia, el procurador socialista y secretario primero de las Cortes, José Francisco Martín, denunció que el día en el que el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica la resolución de la convocatoria para cubrir el puesto de técnico asesor en Sanidad de Torme, un juzgado de Madrid la ha citado a declarar como investigada por un presunto delito de falsificación en documento mercantil, en un proceso que vinculó con la trama eólica y la empresa que mantenía con el expopular Vicente Martínez-Pujalte.

Asimismo, José Franciso Martín criticó también la complicidad de Ciudadanos, formación a la que denominó «recogebasuras». El parlamentario socialista señaló que el puesto de libre designación .corresponde al grupo A y al nivel 27, dependiente de la Secretaría General de Sanidad. Igualmente, la procuradora Patrica Gómez señaló que la Junta de Castilla y León es una «agencia de colocación».

Al nombre de Ana Torme, la procuradora socialista y secretaria general del Grupo añadió la elección como personal eventual en Presidencia del exsenador Ignacio Cosidó, que recordó «se movía muy bien» por las «cloacas» del Estado y recordó su mensaje de WhatsApp en el que -recordó- decía tener controlada a la Policía. También criticó el nombramiento de Esther Muñoz, que señaló se «mofó» de las víctimas del franquismo al considerar en su opinión que no se trataba más que de unos huesos enterrados en las cunetas.

Pese a todo, denunció que al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no se le ocurre «mejor premio» que otorgarles un cargo de «asesor personal». Aseguró que el jefe del Ejecutivo gobierno no en defensa de los intereses de los ciudadanos, sino para atender las peticiones del presidente del PP, Pablo Casado. Además, destacó la diferencia entre el Gobierno de España, que preside en funciones Pedro Sánchez, y la Junta, puesto que mientras uno intenta sacar del Valle de los Caídos los restos del dictador Francisco Franco, otro coloca a dirigentes como Cosidó y Esther Muñoz.

Finalmente, los dos procuradores socialistas indicaron que los cuatro nombramientos como personal eventual forman parte del grupo «oculto» de altos cargos, que recordaron la Junta no informó de ello, hasta que su partido lo denunció.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba