EconomíaLocalPortada

«Los móviles de ahora tienen más tecnología que la que llevó el hombre a la Luna»

Enrique Domínguez, ingeniero informático salmantino, cuyas aplicaciones para móviles facilitan el aparcamiento y la reserva en un hotel o un restaurante

 

Enrique Domínguez es un conseguidor y un facilitador. Gracias a la creación de sus aplicaciones para móviles es más sencillo aparcar en Madrid. Fue fundador e inversor en ParkingDoor& ElParking, primer proyecto tecnológico de Kickstarter en España. Creo Restalo, líder de reservas de restaurantes on line tiempo real para comensales. Fundador de HotelTools. Y sí, nació en Salamanca. Hablamos un rato con él en el hotel Melibea, una de sus joyitas.
Hablemos de emprendimiento. ¿Nace o se hace el emprendedor?
Las dos cosas. Hay veces que creas una empresa por una necesidad que has visto…

También puede ser porque te quedas sin trabajo…
Sí, es otra posibilidad.

¿En tu caso?
Fue una llamada interior. No pude nacer empresario, porque no tenía los conocimientos, ni el caldo de cultivo para hacerlo. En mi caso me he hecho, he seguido mis propias ideas. Creo mucho en el individualismo, en mi voz interior, y esa capacidad de seguir lo que tú quieres hacer la he explotado. Es una inquietud que tenía.

¿Qué es lo que has descubierto?
Que me lo estoy pasando muy bien en el camino. He descubierto que eres más capaz de lo que pareces y que realmente, el tiempo dedicado a seguir las ideas de los demás, ha sido muy desperdiciado. El que monta una empresa va a conocer sus límites, porque hay veces que nos ponemos a prueba de nuestra propia capacidad. Hay un libro titulado: Padre rico, padre pobre, que habla de si tu padre es empresario o no. Ahí se ven las diferencias de alguien que ha nacido en un ámbito empresarial o no, porque va a haber oído hablar de un balance, de socios, de bancos,… y los que, como es mi caso, mi padre es médico y mi madre enfermera, no hemos crecido en ese ambiente.

Enrique Domínguez.
Enrique Domínguez.

¿El emprendedor busca una necesidad que ve en la sociedad o crea esa necesidad?
En mi círculo, la sociedad tiene problemas y el emprendedor sufre uno de ellos. Lo sufre tanto, que un día se harta y lo quiere arreglar. Es como ha sido mi caso.

Por favor, somos todo oídos…
Te cuento cómo surgió la primera. Era el responsable de servicios online que no debían caerse, pero se caían. Era un fastidio porque se enteraba el cliente antes que nosotros mismo. Por ese motivo, monté una empresa y lo que hice fue monitorizar los sistemas online, los míos y los de terceros. Otro ejemplo: Buscaba piso y era un rollo, para solucionar ese problema, se nos ocurrió hacer un agregador clasificador, cogía todos los anuncios de varias plataformas y los publicaba unidos en uno solo. Con ParkingDoor& ElParking fue por la mala experiencia que era aparcar, sacar ticket, buscar al hombre de la garita, que no te funcione el cajero automático,… Eso ya lo hemos solucionado con la app.
Internet es global, las app son una de las ventanas que tiene para comunicarse con las personas, cada vez son ventanas más grandes, porque llevamos el móvil en el bolsillo, más que cualquier otra cosa, nos preocupamos de tenerlo con batería y que no se nos olvide, pero en general es internet el que nos abre al mundo.

Hotel Melibea, en la parte histórica de Salamanca.
Hotel Melibea, en la parte histórica de Salamanca.

La tecnología hará que el primer mundo y el resto se acerquen o se alejen.
La tecnología nos va a unir. El tercer mundo tiene unas necesidades tan sumamente primarias, que si no se solucionan, nunca habrá capacidad de competir. Una vez resueltas esas necesidad de formación, sanidad y alimentación, que gracias a la tecnología se pueden mejorar, porque puede llegar a la última persona del mundo, tenemos un entorno de igualdad. Gracias a las telecomunicaciones, que es tecnología pura, cualquier recurso, persona, cualquier equipo de trabajo podrá contribuir a mejorar una empresa o solucionar un problema de cualquier otra parte del mundo.

El progreso deja siempre en el camino algo. ¿Qué daños colaterales crees que dejará la revolución digital?
Está dejando la apreciación de los momentos de calidad.

Explícate.
Ver a un niño pequeño como le endosan un móvil o un ipad para que se entretenga. Eso me parece lamentable y se repite una y otra vez. Los padres lo que dicen es que no tienen otra forma de entretenerlo. Pero, lo que hacen es que el niño viva en esa pantalla y son auténticos zombis que van recorriendo vídeos de youtube sin terminarlos, sin prestarle ninguna atención. Los momentos de calidad que antes tenía un niño, buscándose la vida y teniendo imaginación y utilizándola para hacerse un mundo propio, se va a perder o se está perdiendo.

Pero, somos unos afortunados por vivir esta revolución…
Sí. Me considero muy afortunado. Somos una generación de afortunados, como lo fueron los que vivieron el descubrimiento de la penicilina o los de principio del siglo XX con el descubrimiento de la electricidad. Ahora la revolución de internet es espectacular esa apertura al mundo o tener en el móvil la capacidad de procesamiento superior a cualquier ordenador que hayas conocido hace cinco años. Siempre hablan de que cualquier móvil tiene ahora más tecnología de la que llevó al hombre a la Luna…

¡Hombre! Hemos visto a esos astronautas ir al cohete con la maleta de la mano, ni siquiera de ruedas…

(Risas)

Has apostado por Salamanca para tu empresa y para seguir expandiéndote en otros negocios, por ejemplo este hotel, Melibea. ¿Por qué Salamanca?
Es una buena pregunta e imposible de contestar, porque es una decisión muy poco inteligente. No obstante, tengo que decir que los ingenieros de Salamanca son muy buenos, el equipo que tenemos es espectacular. Muchos de ellos han trabajado conmigo en varios proyectos y están trabajando para el ParkingDoor& ElParking desde Salamanca. A pesar de que la empresa está ya en Madrid, con una proyección muy internacional, todo el desarrollo de lo que se hace en el ParkingDoor& ElParking, se hace aquí. Así con todo, todo el personal tecnológico que utiliza la empresa, está aquí.

Enrique Domínguez, en una de las puertas del hotel Melibea.
Enrique Domínguez, en una de las puertas del hotel Melibea.

Hablando de hoteles. ¿Qué tienen que tener para que te convenzan?
Antes un hotel servía para dormir y ahora es un lugar donde vas a disfrutar de la propia estancia. Ahora mismo, un hotel tiene que tener muchísima tecnología, para que se adapte a cada cliente y que se sienta muy cómodo, sin que crea que está en su casa. Que nada le provoque ningún miedo, ni incomodidad. Eso es lo que hemos intentado hacer nosotros.

Cuéntanos por qué elegiste llevar el arte a las paredes del hotel.
Me gusta el arte y coincidí con Félix Curto, un artista salmantino, enseguida enganchamos entre lo que quería hacer yo y lo que me ofrecía, también conectó muy bien con el arquitecto, Pablo Redero y Sonia Díez. Entre los tres buscamos una solución para la reconversión de un edificio protegido en algo moderno, artístico y súper útil para los huéspedes. El arte le pone la guinda al pastel.

¿Por qué Melibea?
Por la Celestina, porque Melibea da mucho juego. Es totalmente actual, un poco macarra, independiente…

Bueno era ya macarra e independiente…
Sí. (Risas) Ese macarrismo e independencia pero de hoy en día. Un poco plasmado en la obra, en la escultura de Félix, e integrado en el entorno.

¿Crees que esta Melibea utilizara una app para ligar?
Espero que no. (Risas)

Hotel Melibea, en la parte histórica de Salamanca.
Hotel Melibea, en la parte histórica de Salamanca.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Enhorabuena por tú trabajo, y por crear empleo en nuestra ciudad.
    Necesitamos más gente con tus ideas y con tu iniciativa.
    Mucho ánimo para seguir adelante en tus proyectos.

Deja un comentario

Botón volver arriba