Local

“La Plaza Mayor no puede ser solo un Photocall”

“La Plaza Mayor no puede ser solo un Photocall” Este domingo echa el cierre la XXVII edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión ubicada en la Plaza Mayor

 

Veintitrés librerías llevan desde el 19 de octubre asentadas en la Plaza Mayor, ofreciendo libros antiguos y de ocasión a los transeúntes que hacen suya el ágora salmantina, sean de aquí o de allí, como los propios libreros, que muchos se han acercado hasta la ciudad del Tormes desde Valencia, Huesca, Madrid, Ponferrada o Zaragoza.

Minutos antes de las 11.00 horas, nos encontramos con un grupo de libreros sentados en los bancos de la Plaza Mayor. Se respira buen ambiente entre ellos, están a punto de subir las trapas de sus casetas por última vez este año y queremos preguntarles qué tal les ha ido. “Hemos tenido muy mal tiempo. Ha llovido y ha hecho frío, por lo que regular”, comentan.

Luciano, de Querubin, es del barrio de Russasa, en Valencia, no es nuevo en esta ‘plaza’, “estuve el año pasado”. Opina que si no se hace en la Plaza Mayor, no tendría sentido, “porque nosotros vivimos de la gente de paso, que se para, hojea y, algunas veces compra, si no estamos en un lugar de paso, sería muy complicado”.

Miguel Ángel Cortés, de La Nave, ubicada en la calle Compañía, señala que ha estado un poco más “flojo que el año pasado. Es por el mal tiempo que hemos tenido”.

Le preguntamos a Cortés si se podría cambiar la ubicación. Lo tiene claro: “Es el lugar ideal. La Plaza Mayor no es un photocall, se construyó para dar cabida a las actividades sociales, culturales y políticas. Salamanca es la ciudad ideal para albergar este tipo de ferias, mucho más que las despedidas de solteros o macro botellones”.

Incide en que la relación que mantienen con los turistas es “muy buena. De hecho, son buenos clientes”.

Venancio, desde Tu Librería de Siempre, situada en Mogarraz, señala que hay usar la Plaza Mayor para la cultura y la ciudad, «si cambiamos la ubicación, despistamos a los clientes y los libreros ya lo estamos pasando mal. Si queremos que haya librerías, hay que apoyar este tipo de iniciativas, porque todos los días se cierra alguna librería”.

Los libreros piensan que los 16 días de ferias “están bien”, menos sería contribuir a tener “pérdidas”. Creen que está bien que haya dos fines de semana, “porque es cuando más personas visitan la feria y que coincida con el puente de Todos los Santos es lo suyo, porque si no se reduce un 30% la recaudación como mínimo”.

Se despiden con un ‘hasta el año que viene’. Que así sea.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Cada quien se hace la fotos donde le sale del … la próxima vez avisen, que en mi pueblo también ponemos casetas y me ahorro el viaje . Gracias Salamanca

Deja un comentario

Botón volver arriba