fbpx
LocalPortada

“Los españoles no tenemos rivales en la consecución de las obras”

José Daniel Palos Sánchez estudio Ingeniería Técnica de Obras Públicas en la Usal, en la Escuela Politécnica de Zamora

 

La Universidad de Salamanca y La Crónica de Salamanca inician una serie de entrevistas y reportajes a egresados que se han formado en las aulas del Estudio Salmantina y están trabajando fuera de nuestro país

José Daniel Palos Sánchez estudió Ingeniería Técnica de Obras Públicas en la Universidad de Salamanca, en la Escuela Politécnica de Zamora

Palos Sánhez explica que las salidas que ofrece su carrera en el mundo laboral son tantas las distintas situaciones que ya desde el inicio debería haber ramas especializadas para las distintas facetas que busque las empresas, desde calculistas, hasta técnicos de obra, técnicos de seguridad, calidad,…. “Un sin fin de puestos de trabajos que si se especializaran desde el inicio de los estudios los estudiantes saldrían preparados, y más listos para acometer lo que le espera en el mercado laboral. Es difícil poder definir todos los ámbitos y especializarlos, pero sería más útil y se formaría mejor a la gente”.

Desde tu experiencia, ¿cómo podemos mejorar la Universidad de Salamanca?
He pasado por distintas empresas y distintos puestos, y dependiendo de lo que te guste al final encajas mejor en un área u otro. Pero, desde la Universidad, la formación está muy obsoleta y muy distante de la realidad que es este trabajo para el cual nos intentaron preparar. Toca aprender cada día muchas cosas nuevas, el mundo de la construcción, los materiales, los métodos están en continúo avance, mejoras, cambios,… Se sigue adoctrinando de la misma manera y sobre los mismos temarios. Como anécdota, por ejemplo, exámenes de construcción en los que pedían dibujos de encofrados de madera en el año 2002-2006, cuando las estructuras que se ejecutaban así dejaron de hacerlo hace 40 años. Está muy bien saber, pero no es práctico y no forma a la gente de manera adecuada y competitiva.

Palos Sánchez comenzó a trabajar sin terminar los estudios universitarios hace 15 años, en una empresa de ámbito nacional, constructora y directamente como jefe de obra, en León. “Trabajé en la renovación de servicios y peatonalización de una calle principal. Pasando un año de infierno donde no haces más que pensar para qué has estudiado pues a lo que te dedicas no tiene nada que ver con lo que has estudiado. Estás ahí porque tienes un título que piden para que se ejecute la obra”, señala.

A continuación, trabajó en Valladolid para la misma empresa en la ejecución de un polígono industrial y otro año a Miranda de Ebro. Por aquel entonces, antes de la crisis el mercado se movía y era fácil cambiarse de empresa, ese año, 2008, se fui a Madrid, una nueva empresa, un nuevo reto, en este caso el reciclaje de una carretera de montaña en la Comunidad de Madrid, acabando la obra y con la idea de poder tener estabilidad en su ciudad, Zamora, busca ya una oficina donde poder quedarse y dejar la obra, “es muy dura”.

Ese 2008, encuentra una Empresa en Zamora, una subcontratista de estructuras de hormigón, donde continúa, “voy a cumplir 12 años”, con un nuevo objetivo, empezar y crecer estando cerca de casa.

José Daniel Palos Sánchez trabajó en Eslovaquia ejecutando dos viaductos de doble calzada de la R2 en el Norte del País.
José Daniel Palos Sánchez trabajó en Eslovaquia ejecutando dos viaductos de doble calzada de la R2 en el Norte del País.

Los primeros años pudo cumplir su objetivo, pero estalló la crisis y golpeó de lleno a todo el sector, la empresa, en el año 2012, apostó fuerte por la internacionalización y comenzó su etapa de expatriado. “Nos fuimos a hacer un gran proyecto, a Panamá, (Sacyr-Impregilo) hasta el día de hoy y como figuraba en el cartel de entrada El mayor proyecto del siglo, la Ampliación del canal”.

En Panamá ejecutaron diversas áreas del proyecto siendo la empresa subcontratista que más hormigón vertía y que más encofrado desarrollaba. “Mi tarea fue la de jefe de producción directamente a pie de tajo, durante 3 años y medio. Estando ya el proyecto a punto de finalizar la empresa me envió a Eslovaquia. Era también la primera obra en este país y debíamos abrir mercado, ejecutamos dos viaductos de doble calzada de la R2 en el Norte del País, (Isolux-Corsán—Geostav) quedando también el cliente muy satisfecho, mi labor fue de jefe de obra, los diseños de encofrado, encofrado, proyectos, y ejecución fue de mi grupo, Tecozam”.

Escuela Politécnica de Zamora. Foto. DiCYT.
Escuela Politécnica de Zamora. Foto. DiCYT.

Allí estuvo Palos Sánchez 18 meses. Actualmente, se encuentra en Portugal en la ejecución de un túnel de desvío del río Támega para la la presa de Daivoes, integrada dentro del Megaproyecto de Iberdrola del Támega, que son tres presas y una central subterránea. “Ya hemos ejecutado dos túneles de desvío de dos de las presas, las instalaciones de dos de las presas, estamos finalizando la presa de Daivoes, (Ferrovial-MSF), iniciando la presa de Gouvaes, (FCC), Y muy bien posicionados para la ejecución de la última que iniciará el próximo año, la presa de Alto Támega, en todo el proyecto mi labor es la de jefe de obra”.

¿Te costó mucho decidirte a trabajar fuera de España?
No me quedó más remedio, en España no teníamos sitio.

¿Qué es lo que más valoran en el extranjero del trabajo de los españoles?
Nosotros, los españoles, somos únicos en el mundo, nuestro afán en las obras de resolver, tirar para adelante, salvar los pormenores y dificultades diarias que toda obra tiene, no parar antes las complejidades o indefiniciones de ejecución,… Eso nos distingue de todos los compañeros latinoamericanos, europeos,… donde los procedimientos mandan, por eso las constructoras españolas se mueven así por el mundo, no tenemos rivales en la consecución de las obras.

¿Te pidieron conocimientos de idiomas?
Nunca lo he necesitado, para ciertos ámbitos de este trabajo es necesario, pero en las tareas que he realizado, casi siempre a pie de obra, nunca me ha hecho falta pues en las obras todo el mundo se hace entender.

¿En qué consiste tu trabajo?
Organización diaria de trabajos para cumplir las planificaciones diarias de hormigonados y la finalización en fecha de proyectos, estudio de proyectos y diseños, puestas en obra de tales , revisión de la ejecución de encofrados, control de hormigonados, elaboración de planificaciones, control general de la obra, dimensionamiento de personal, control de materiales, relación con el cliente,… Son multitud de tareas diarias que te hacen tener el cerebro al 1000 por 100 diariamente pues cada día hay cambios y sorpresas. Por eso , en lo que hago es difícil que dos días sean iguales.

¿Cómo se llama la empresa para la que trabajas?
Tecozam, empresa de Zamora y que somos actualmente referente en la ejecución de estructuras.

¿Con cuántas nacionalidades estás trabajando?
Portugueses, rumanos, ucranianos, españoles, pakistaníes,…

¿Tienes posibilidades de retorno?
Por supuesto.

Véndete bien al nuevo Gobierno. ¿Qué traerías si regresaras?
No traería nada. Me volvería a ir fuera que es lo que nos va a tocar de nuevo. Les traería la invitación que salieran amablemente del país y se fueran a conocer el mundo del que hablan, que es muy fácil defender el comunismo desde un estado de bienestar capitalista, la sociedad políticamente está muy engañada de lo que es España, sólo sabe uno lo que tiene cuando no lo tiene, y cuando estás fuera te das cuenta de cómo vivimos aquí, pero eso es otra historia.

¿Qué echas de menos?
El poder estar cada día en casa con la familia. Es un trabajo muy sacrificado donde pasas diariamente 12, 13, 14 horas, y aún en casa dándole vueltas a los problemas sin solución, estrés,… La falta de tiempo con los míos, es lo que se echa de menos cada día. Pero, a los de este sector no se nos oye ni se nos ve en manifestaciones, (será porque somos felices) o quizás porque no tenemos tiempo de ello. Eso echo de menos, la familia.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba