Local

El que menos te esperas, está jugando

  • Asociaciones vecinales de Salamanca se unen contra las casas de apuestas
  • Han convocado una concentración de protesta este sábado en la Plaza Mayor

 

Varias asociaciones de vecinos y sociales de Salamanca se han unido para combatir las casas de apuestas que empiezan a colonizar los barrios de la ciudad, preferentemente los más humildes y populosos.

 

Han convocado una concentración de protesta contra esta actividad para este sábado en la Plaza Mayor (19 horas) a la que invitan  a todos los vecinos de Salamanca.

Consideran que las casas de apuestas son «negocios tóxicos para la población» y por eso deben «dejar de existir».

Ernesto Martín, integrante de la junta directiva de Fevesa (la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca), explicó que «es un problema social y queremos aportar nuestro grano de arena y que los políticos nos defiendan de los abusos de la gente que quiere lucrarse jugando con la salud de los vecinos. Es un problema de salud pública y social que maltrata al individuo y a sus familias».

Se trata de un problema que está afectando a los más jóvenes incluso menores de edad, que no pueden entrar en esos locales, pero juntan la paga y el dinero se lo entregan a un mayor de edad que es el que entra a apostar. Incluso a esas edades ya hay chicos con deudas y problemas asociados que les generan conflictos que afectan a su salud y relaciones personales y familiares. También hay locales que incluso dejan entrar a menores de edad sin ningún reparo.

Se crean adicciones que luego continúan con el juego online desde el móvil o el ordenador de casa, por lo que el representante de la asociación de jugadores rehabilitados (Asaljar) dijo que «se impliquen los padres» en esta lucha «porque el que menos te esperas está jugando. Es la lacra o la plaga del siglo XXI», comentó Basilio.

fevesa casas apuestas navega chaleco rojo asaljar gris
Los miembros de la coordinadora vecinal contra las casas de apuestas en Salamanca.

La primera casa de apuestas de Salamanca abrió en la carretera de Ledesma en el barrio de Pizarrales. Luego el sector se implantó en Garrido donde hay cuatro casas de apuestas en menos de un kilómetro cuadrado (y algunas con una separación entre sí inferior a los 300 metros que establece la normativa) y tratan de abrir otra, y ahora se han extendido por el Barrio del Oeste, que es más céntrico. «Si no se les pone cotos estaremos inundados», dijo Ernesto Martín.

La legalización de las casas de apuestas depende de la Junta y luego es el ayuntamiento de turno el que concede las licencias de cada una. En el caso de Salamanca no han tenido ningún problema para abrir, cuando otros negocios o empresarios se sabe que se encuentran con trabas insalvables.

El juego online, por su parte, dependen directamente del Gobierno.

La coordinadora vecinal contra las casas de apuestas está integrada por Fevesa, Garrido Contigo, Navega, Juventud Unida, el PCE, Asaljar, Fedampa (asociaciones de padres de alumnos), mujeres de las parroquias de San Mateo y Fátima

La coordinadora llevaba semanas pidiéndole una reunión al Ayuntamiento para hablar sobre estos asuntos, pero no les ha hecho ni caso hasta que convocaron la rueda de prensa en la que contaron sus inquietudes y los llamó para contarles este mismo martes una serie de vaguedades que no permiten albergar optimismo sobre su papel en este espinoso asunto.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba