Local

Desaparece parte del parque de Huerta Otea por las obras del hospital

La 'sorpresa oculta' de la construcción del vial de acceso al nuevo complejo sanitario

Las obras para construir el vial de acceso al nuevo hospital de Salamanca ha supuesto la eliminación de buena parte del parque de Huerta Otea existente en la zona de influencia del complejo sanitario, algo que no se había indicado en ninguna comparecencia para explicar el proyecto, que desde sus inicios se ha visto envuelto en la polémica.

 

No inferior a la que rodeó al propio parque que a partir de ahora verá muy mermado su dimensión, perdiendo buena parte desde el paseo de San Vicente y hasta el puente de la Universidad. Un parque en el que se gastaron cantidades muy elevadas de dinero en reposición de árboles y plantas y que nunca parecía recibir los cuidados  que debería.

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó en la primera semana de 2019 la adjudicación a la empresa Ferrovial de las obras para la construcción del nuevo vial que conectará el Paseo de San Vicente con la Avenida del Doctor Ramos del Manzano y facilitará el acceso al nuevo hospital.

El nuevo vial, que recibirá el nombre de Paseo de la Transición Española, suma una longitud de casi 600 metros. Tiene un presupuesto de 4,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

Contará con una nueva glorieta ubicada en la curva actual del Paseo de San Vicente al Paseo del Desengaño, desde la que se accederá directamente a la zona de urgencias hospitalarias, y conectará con la Glorieta Gloria Begué ejecutada en la Avenida del Doctor Ramos del Manzano, junto al Puente de la Universidad.

Incluirá, además, otra glorieta central que permitirá los accesos hacia el nuevo conjunto hospitalario y al futuro aparcamiento.

Se prevén, por otro lado, zonas reservadas para las paradas de bus y taxi y desde el mismo se accederá a la zona hospitalaria a través de una entrada peatonal.

El vial dispondrá de una calzada por sentido de circulación de 6,25 metros de anchura con dos carriles de más de tres metros cada uno de ellos.

El proyecto contempla también la renovación del tramo del colector general de la margen derecha (451 metros), de dos metros y medio de diámetro, que discurre en paralelo al cauce del río Tormes en toda esta zona y recoge todas las aguas residuales y pluviales generadas en la ciudad de Salamanca.

La sustitución de este colector dará continuidad, por su parte, a la renovación ejecutada por el Ayuntamiento de la conducción situada entre el aliviadero de la Vaguada de la Palma y el Paseo del Desengaño y más recientemente entre el Puente de la Universidad y la estación depuradora de aguas abajo del río Tormes.

Además, se construirá un nuevo carril bici en la margen izquierda de 2 metros de anchura y 546 metros de longitud que conectará con el ya existente en la Glorieta Gloria Begué para dar continuidad al itinerario ciclista que existe actualmente en esta zona.

Asimismo, el vial contará con 1.000 metros cuadrados de césped, 62 árboles y más de 13.000 arbustos y se instalarán 35 columnas con doble luminaria de diez metros de altura.

Tras múltiples anuncios sobre la inauguración del nuevo hospital de Salamanca, parece que el estreno será por fases y comenzará en la segunda parte de este año.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. a esos 4,6 millones del vial hay que sumar otros 2 millones de la «plataforma de acceso» al hospital, otra tomadura de pelo, pues tampoco estaba previsto o por lo menos, se lo habían callado.
    Del parque de Huerta Otea han destruido más de 1/3 durante las obras del hospital, que ocuparon parte del parque y ahora, con el nuevo vial y la modificación del colector de aguas residuales. La margen del Tormes ha sufrido una intervención muy agresiva destruyendo la vegetación natural y los suelos hasta la misma orilla del agua.

Deja un comentario

Botón volver arriba