LocalPortada

La residencia de Puente Ladrillo estará en 2023

Colocada la primera piedra de una obra que durará 40 meses, por lo menos

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha asistido este lunes a la puesta en marcha de las obras de la Residencia de Mayores Puente Ladrillo, primer centro que se construye ya íntegramente adaptado al nuevo modelo de atención “En mi casa”. Los sindicatos recordaron que la maqueta presentada este lunes es la misma que se presentó en 2011, cuando se anunció que el centro estaría terminado en 2014.

 

La Residencia Puente Ladrillo, que cuenta con un presupuesto de 18 millones de euros (15,5 millones para la obra y 2,5 millones para equipamiento), se construirá en una parcela de 13.800 metros cuadrados que ha sido cedida por el Ayuntamiento de Salamanca, con un plazo de ejecución de obra de 40 meses.

El nuevo centro dispondrá de 170 plazas residenciales para personas mayores en situación de dependencia (en 88 habitaciones individuales y 41 dobles), además de otras 16 de estancias diurnas asignadas al Centro de Día.

En la Residencia de Mayores Puente Ladrillo se van a implantar 12 unidades de convivencia y, al igual que el resto de centros residenciales de personas mayores dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, contará con plazas de convalecencia sociosanitaria, donde se prestan cuidados sanitarios de larga duración y atención sanitaria a la convalecencia, a las personas mayores que lo precisen.

Equipamiento

La previsión, en cuanto a la inversión en el equipamiento del centro, es de 2,5 millones de euros, de los cuales 1,9 irán destinados fundamentalmente al mobiliario y a modernas ayudas técnicas, tanto de la residencia como del centro de día y 600.000 euros para equipar la cocina y lavandería.

Se organizará en una planta baja donde se ubica el centro de día y 3 plantas con 4 unidades de convivencia cada una. En planta baja un gran vestíbulo sirve como espacio de comunicación entre los distintos recintos y espacios comunes de planta baja (salas de estar, cafetería, salas de visitas, fisioterapia, terapia ocupacional, comedor y peluquería). Desde este vestíbulo general se accede igualmente a la zona del centro de día y a la zona administrativa. En esta planta baja además se sitúa la zona de servicios, donde se encuentra la cocina, la lavandería y algunos almacenes de la residencia.

El Centro de día, donde se prestará el servicio de estancias diurnas se configura de acuerdo con el nuevo modelo de atención a personas dependientes. Dispondrá de una sala de estar-comedor, dos baños accesibles y compartirá la sala de fisioterapia y la sala de terapia ocupacional de la planta baja de la residencia. Además el centro de día tiene comunicación directa con la zona de servicios de la residencia (cocina y lavandería) al objeto de compartir y optimizar estos servicios.

En las plantas 1ª, 2ª y 3ª, se encuentran los espacios comunes de las unidades de convivencia y las habitaciones de los residentes de cada unidad de convivencia.

residencia puente ladrillo santiago madrigal (3)
El solar donde se construirá la residencia.

La residencia se diseña con 12 unidades de convivencia, 4 por cada planta. La planta primera dispone de 54 plazas para personas dependientes organizadas de la siguiente forma: dos unidades de convivencia con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales); una unidad de 16 residentes (en 4 habitaciones dobles y 8 individuales) y una unidad de 12 residentes (en 3 habitaciones dobles y 6 individuales). Las plantas segunda y tercera disponen de 58 para personas dependientes cada una, organizadas en dos unidades de convivencia, con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales) y dos de 16 residentes (ubicados en 4 habitaciones dobles y 8 individuales)

El centro se comunica con el exterior a través de tres patios abiertos en la zona de las habitaciones de los residentes, que “penetran” hasta la planta baja de la edificación. La cubierta de la planta baja será ajardinada, con acceso desde los espacios comunes de la planta primera y con plantas tapizantes que constituyen un “tapiz vegetal”, continuación de las zonas ajardinadas exteriores.

El centro dispondrá, además, de un espacio destinado a aparcamiento, separado del edificio por puertas automáticas y control de acceso, como el resto de puertas de acceso a la parcela, evitando así cualquier posibilidad de libre circulación de los mayores sin el necesario control.

El nuevo centro contará con los trabajadores que actualmente prestan servicios en la residencia San Juan de Sahagún y además conllevará un importante incremento de personal, como mínimo de 50 empleados.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Vaya un fin de semana de mis narices en Salamanca, aguantando aldeanos en Valdelosa, paripeando con la familia, actos con rojos comunistas, y hoy pasando frío con el teatrillo de la piedra. Qué ganas de volver a mi vida vallisoletana.

Deja un comentario

Botón volver arriba