Cosas de la vida

Choteo por la rampa imposible de un colegio

Tiene sesenta metros y supera una altura en zig-zag casi vertical

El colegio público San Mateo de Alcalá de Guadaira, Sevilla, acaba de saltar a la fama en las redes gracias a una obra digna de estudio.

 

Con toda su buena voluntad, se trató de facilitar el acceso al centro de niños con discapacidad para moverse, y se pensó en hacer una rampa para que pudieran llegar sin barreras arquitectónicas.

El resultado ha sido un zig-zag de sesenta metros en diferentes niveles y una longitud de 60 metros que exige unos brazos de acero para alcanzar la cima en silla de ruedas (la pendiente es escalofriante) y una paciencia no menos férrea si vas con muletas.

Cuando la alcaldesa visitó la obra y subió una foto a las redes sociales comenzó el desmadre de los internautas, con sus exageraciones, crueldades y e imprecisiones, pero con mucha guasa.

Que si los niños iban a llegar muertos arriba o sin ganas de vivir al llegar, que si se han malversado los 110.000 euros que ha costado para hacer una rampa “kilométrica”, nada menos (son sesenta metros pero muy intensos), o haciendo similitudes con el videojuego de los 80s ‘Donkey kong’ o una escena de los Simpson. En fin.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. No se de qué se chotean cuando en salamanca pides acceso para la gente mayor o con necesidades de rampa y el ayuntamiento prefiere bancos,en vez de ayudar a la gente que lo necesita.

Deja un comentario

Botón volver arriba