Cultura

El Casino apuesta por los restauradores salmantinos para tratar sus obras de arte

Se enmarca dentro de una actuación preventiva de la Escuela de Artes y Superior de Conservación de acuerdo con el convenio entre Casino y Escuela

 

La Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Salamanca y el Casino de Salamanca han establecido un acuerdo para llevar a cabo tareas de conservación y prevención de algunas de las obras artísticas que tiene esta entidad en su patrimonio.

 

La primera intervención ha sido el tratamiento de tres grabados de Inocencio Soriano Montagut, escultor catalán que curiosamente fue profesor esta  Escuela entre 1935 y 1945 y que representan distintas vistas de la ciudad de Salamanca, así como de un dibujo de Alfredo González Sánchez, Premio Nacional de Ilustración 2017, que representa una vista del patio-salón del propio Casino.

Las cuatro piezas han sido estudiadas para su adecuado montaje y enmarcado con el fin de garantizar una adecuada conservación y serán entregadas al Casino el próximo miércoles día 19, a las 11.30, en sus instalaciones.

La propuesta que en su día hizo Chema Sánchez, fue aprobada por el presidente Alberto Estella y la junta directiva del Casino, así como por Alejandro Garcia Martin, director de la Escuela y un grupo de profesores encabezado por María Rubio. Todo ello se ha traducido en una actuación que puede ser esencial para instituciones como éstas, que generan  vínculos en los que, sin ánimo de lucro, el beneficio es evidente, tanto para el desarrollo académico de los alumnos, como para la conservación del patrimonio cultural y artístico de nuestra sociedad.

La Escuela de Arte de Salamanca, viene desde hace tiempo, intentando abrirse a la sociedad para dar a conocer el trabajo que realiza. Este es, no solo un mandato que se hace desde la normativa educativa que afecta a los estudios profesionales que ofrece, sino que es un pleno convencimiento por parte de quienes trabajan en ella.

El proyecto deriva de la visita que se realizó el 13 de marzo de 2019 al Casino de Salamanca, en la cual, se identificaron 15 obras susceptibles de ser estudiadas para hacer un correcto procedimiento de conservación, por parte de las profesoras especialistas y alumnos del Centro de Estudios Superiores de Conservación y Restauración de Documento Gráfico que han participado. En las futuras colaboraciones se ampliarán las intervenciones al resto de profesoras y alumnos.

En el momento actual, estamos en una primera fase de entrega de las cuatro primeras piezas. Está previsto que el trabajo se extienda cuatro cursos más, hasta completar las 15 obras seleccionadas siendo deseo de todos, mantener el vínculo abierto de forma constante entre el Casino y la Escuela.

En un momento en el que lo virtual lo inunda todo, se hace especialmente necesario comunicar, emocionar, dar a conocer, educar y hacer disfrutar, del rico patrimonio cultural y artístico del que podemos y debemos sentirnos orgullosos, con especial acento sobre los jóvenes, quienes deben entender que pasado y futuro conectan en el presente que les toca vivir y para que éste sea rico y emprendedor, lo ideal es unirlo todo, tecnología y arte. Creemos sinceramente, que este tipo de proyectos cumplen a la perfección con estos objetivos.

Además de una evidente puesta en valor, el montaje y el enmarcado de obra gráfica ofrecen protección frente a distintos agentes de deterioro como la luz, la humedad y la temperatura, los contaminantes atmosféricos o el biodeterioro.

Sin embargo, nuestras obras pueden reaccionar negativamente en contacto con ciertos materiales. Las alteraciones producidas por el empleo de materiales de mala calidad o técnicas de montaje inapropiadas pueden ser graves: desarrollo de manchas, empalidecimiento de pigmentos, oscurecimiento y progresivo debilitamiento del soporte, tensiones, deformaciones e incluso roturas.

Las obras seleccionadas para esta primera fase del proyecto de colaboración con el Casino de Salamanca presentaban importantes deficiencias en cuanto a los sistemas de montaje y enmarcado que habían sido empleados. El objetivo de la intervención fue corregir estos sistemas de montaje y enmarcado considerados inapropiados, empleando técnicas y materiales de conservación para lograr así la estabilización de las obras. El trabajo realizado consistió, por tanto, en aplicar medidas de conservación preventiva y no en una intervención directa de restauración sobre las obras.

Con este proyecto, los alumnos de los Estudios Superiores de Conservación y Restauración de la Escuela han podido comprender la importancia que el montaje y el enmarcado de conservación tienen para la protección y la puesta en valor de la obra gráfica. Trabajando sobre una colección real, los estudiantes han reconocido aquellos materiales que, por inadecuados, puedan causar daños a la obra y han tenido la oportunidad de diseñar sistemas de montaje y enmarcado de conservación teniendo en cuenta las características físicas, funcionales y estéticas de cada obra, así como su estado de conservación.

 

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba