Local

Los vecinos de la Rúa: «Las terrazas son la gallina de los huevos de oro para unos pocos»

Han recogido firmas y han presentado alegaciones a la Ordenanza de las Terrazas en la vía pública

 

Los vecinos de la Rúa han recogido firmas y han presentado alegaciones con respecto a la ordenanza de terrazas

 

Para ellos, las alegaciones están siendo muy controvertidas. «Lejos de mejorar el espacio regulado en la vigente, la de 2014, se reduce en beneficio de la hostelería y en perjuicio del resto. No habrá más espacio libre, sino bastante menos en zonas peatonales clave», puntualizan.

Ellos no creen que se vayan a perder puesto de trabajo, porque los profesionales atenderán a las personas que entren en los locales. «No cuentan que los establecimientos están prácticamente vacíos y las terrazas abarrotadas. El espacio principal de explotación no es la vía pública, que es de todos, sino el interior. No debe hacerse abuso de lo público en beneficio de unos pocos. Si el camarero sirve menos fuera, servirá más dentro. Las terrazas son la gallina de los huevos de oro para unos pocos«, apuntan.

Por otra parte, la plataforma de afectados de la Rúa si matiza que donde sí se pierden puestos de trabajo es en el comercio, cuyos escaparates y accesos están cercenados por los cientos de mesas y sillas que los rodean. «Los peatones, sean foráneo o salmantino, se hacina y se choca. Los escaparates se vuelven invisibles».

Enumeran que en la Rúa Mayor hay cinco veces más comercios que bares y la inmensa mayoría sufren el acoso de las terrazas en detrimento de sus negocios. «Son muchas las familias que comen de ello, son muchos los puestos de trabajo que están en riesgo».

Para ellos, «el problema que tiene el Ayuntamiento es que concedió más de la cuenta y ahora los que lo recibieron no quieren renunciar a ello, aunque sea un abuso que clama al cielo», denuncian.

También explican que la ordenanza no respeta las normas de accesibilidad. «Muchos locales ocupan prácticamente la integridad de la acera, pegadas a la pared hay que bajar a la calzada reservada para vehículos para caminar con riesgo para la integridad física o simplemente buscar una vía alternativa. Terrazas hechas a medida y exclusivas para uso y disfrute de aquellos que gozan del beneplácito de la corporación», acusan.

Vías de emergencia

En zonas clave de la Ciudad Vieja Patrimonio no solo no se puede caminar, «sino que no hay accesibilidad para vehículos de emergencias, ambulancias… El día que haya un incendio solo quedará llorar por lo perdido. No les importa la seguridad, los derechos de los vecinos, de los ciudadanos, de los comerciantes, de los invidentes o minusválidos. Si es necesario iremos a los tribunales y a la Unesco», revelan.

Alegaciones presentadas.

  1. Que esta Ordenanza no tiene en cuenta el importante flujo de peatones que existe en algunas de las calles reguladas como La Rúa, Concejo y Meléndez siendo la ocupación del espacio por las terrazas un importantísimo obstáculo a la libre circulación y movilidad peatonal.
  2. Que la ocupación no sólo se da en el suelo sino también en el aire con la instalación de sombrillas siendo un obstáculo importante a la visión de los monumentos y el caserío antiguo,protegido por su valor histórico y artístico, en La Rúa, Corrillo y Meléndez principalmente.
  3. Que el espacio no sólo es ocupado por mesas y sillas sino también por otro tipo de mobiliario como mamparas y expositores que en ningún caso, lógicamente está permitido a cualquier otro tipo de comercio y sin embargo hay un trato de favor hacia los bares y restaurantes en esta zona. Este tipo de mobiliario, completamente prescindible, no sólo afea la calle en un lugar en el que habría que tener el máximo respeto por el entorno monumental, sino que también estorba a la libre circulación de los viandantes.
  4. Que la circulación de vehículos en caso de emergencia, bomberos, ambulancias, etc., está seriamente comprometida por la falta de espacio -ocupado legal o ilegalmente- por las terrazas ya que el Ayuntamiento no es capaz de hacer cumplir su ordenanza sobre la ocupación del espacio público.
  5. Que recientemente el Ayuntamiento declaró la Emergencia Climática comprometiéndose a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ahora tiene la ocasión de hacer efectivo ese compromiso prohibiendo el uso – tan ineficiente – de calefactores en las terrazas, puesto que estos aparatos queman combustibles fósiles.
  6. Que el Ayuntamiento tendría que aplicar unos precios más acordes con el precio del mercado en el tema de la ocupación de la vía pública pues el precio actual por la ocupación de las terrazas es irrisorio y por eso se da esa profusión de terrazas puesto que son casi “gratis”: unos ocho euros/día por una terraza de 12 mesas.
  7. Que el horario de ocupación de la vía pública es excesivo y la muestra está en que la mayor parte del día y del año están vacías. Se tendría que mantener una modalidad de invierno y otra de verano, como en la ordenanza de 2014, incentivando la instalación de terrazas sólo en verano en detrimento de las de invierno con una política de precios disuasoria, penalizando, en vez de incentivando la instalación anual, que es lo que ocurre con la Ordenanza que pretende aprobar definitivamente este Ayuntamiento .

Por lo expuesto solitan:

  1. Que se reduzca considerablemente el espacio ocupado por las terrazas hasta el punto, no sólo, de garantizar la libre circulación de peatones, sino también de alcanzar el confort suficiente para turistas y para los mismos salmantinos que, de hecho, están siendo expulsados del casco histórico. En ningún caso se permitirán pasos para los peatones inferiores a los dos metros.
  2. Que se eliminen los toldos, al menos en la calle de La Rúa y Meléndez puesto que impiden la contemplación de monumentos y caserío protegido, así como la toma de fotografías de un paisaje urbano tan valioso como el nuestro.
  3. Que se elimine todo el mobiliario de las terrazas que no sean las mesas y sillas destinadas al uso de los clientes directamente.
  4. Que se garanticen, al menos, cuatro metros lineales de ancho para la circulación de vehículos de emergencia en la calle de La Rúa y Meléndez.
  5. Que se prohíba la instalación de aparatos de calefacción en las terrazas.
  6. Que se aumente el precio por metro cuadrado utilizado hasta, al menos, 1/3 del precio de mercado de los locales comerciales.
  7. Que se restringa el horario con el fin de que se adecúe la instalación de las terrazas al uso por los clientes y que no estén vacías durante la mayor parte del día ocupando un espacio público que sin embargo es útil a los ciudadanos, turistas y vecinos. Así mismo habrá que garantizar el horario de silencio desde las 0 horas hasta las 8 a.m. por lo tanto, las terrazas tendrán que estar completamente recogidas antes de las 23 horas y no podrá comenzar su instalación antes de las 9 a.m. para hacer posible la limpieza viaria fuera del horario de silencio.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba