Local

Ojos de gato en la mediana de Canalejas

Iluminación novedosa en las calles de la ciudad

El Ayuntamiento de Salamanca ha desplegado en febrero nuevos sistemas de señalización en distintos puntos de la ciudad para incrementar la seguridad vial, poniendo especial atención en la protección de los escolares, los peatones y los ciclistas, a través de una inversión de 233.000 euros. Entre ellos figura la señalización luminosa de separación de sentidos en el renovado Paseo de Canalejas, en el que se ha suprimido la mediana central.

 

Esta señalización consiste en la colocación de ojos de gato luminosos, empotrados en el pavimento, que se iluminan al caer la noche con el fin de definir la separación de los sentidos y hacerla más clara para los conductores que transiten por la zona. Son luces centelleantes que se encienden y apagan en hilera rápidamente, llamando la atención del conductor.

Además, en otros puntos de la ciudad se han instalado señales luminosas de proximidad a los colegios, que funcionan con un temporizador, y que únicamente se activan en las horas concretas de entrada y de salida de los estudiantes para reforzar el mensaje de peligro dirigido a los conductores.

También se han colocado nuevas señales luminosas de peligro para alertar de la presencia de ciclistas, con el objetivo de disminuir los accidentes, especialmente en aquellos puntos donde los cruces entre carriles bici y vehículos se producen de forma perpendicular y separados por intersecciones.

Este tipo de señales verticales luminosas constan de un panel complementario, que también se ilumina con destellos muy llamativos, y en el que puede apreciarse la leyenda ‘Atención ciclistas’, que se activa solo en el momento en el que se detecta la cercanía de un ciclista en el cruce, activándose a través de un sensor, dotado de una cámara con análisis de vídeo.

Estas señales se han instalado en la Avenida de La Aldehuela, junto a la Policía Local, así como en la Carretera de la Fregenada, junto al arroyo del Zurguén, y en la Carretera de Ledesma, junto al viaducto de la Avenida de Salamanca.

Además, se ha colocado señalización luminosa para la detección de viandantes, que se enciende cuando el sensor que lleva incorporado detecta la presencia de una persona junto a un paso de peatones no reforzado por semáforos, maximizando la alerta a los conductores.

Dichas señales se han instalado en el Puente Sánchez Fabrés, junto al parque Elio Antonio Nebrija; en el Paseo Rector Esperabé, tanto junto al IES Vaguada de la Palma como junto al Puente Romano; en la Avenida Reyes de España, junto a la calle Santa Brígida; y frente al Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Del mismo modo, se han ubicado señales luminosas verticales de intersección giratoria en las glorietas, para disminuir el choque de los vehículos contra el interior de éstas, haciendo más visible su presencia para los conductores.

Esta señalización se ha colocado en las glorietas de Joaquín Rodrigo, Leonardo Da Vinci, Arenal del Ángel, Los Milagros, Beatriz de Suabia, Antonio Machado, Alto del Rollo, La Flecha, Río Miño, Los Ovalle, Castilla y León, Ciudad Jardín, Salamanca-La Bañeza-Bierzo, Salamanca-Hermanas Fidalgo-Emigdio de la Riva y Adolfo Suárez.

Todas estas señales nuevas se alimentan a través de energía solar, en la línea de respeto al medioambiente, que es una de las políticas esenciales del consistorio salmantino, y paulatinamente se irán extendiendo hacia otros puntos de la ciudad a lo largo de todo el mandato.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba