Castilla y León

Igea mantendrá su acuerdo de gobierno con el PP mientras se cumpla

Arrimadas no lo incluirá en su ejecutiva

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, garantizó este lunes que se mantendrá el acuerdo de gobierno con el Partido Popular mientras se cumpla y se desarrollen las medidas pactadas ya que son personas “leales y de palabra”.

 

Durante una rueda de prensa en la que valoró el resultado de las primarias celebradas el domingo, que han alzado a Inés Arrimadas a la presidencia de Ciudadanos, Igea, a preguntas en relación a como afecta a su pacto con el PP, afirmó que es “un buen acuerdo” y aseguró que si se cumple no habrá problema en que se cumpla la legislatura.

Respecto de la posibilidad de una moción de censura, reiteró que si el acuerdo se cumple seguirán en el Gobierno de coalición con el PP. “Sí de mí depende, se va a mantener”, apostilló, ya que poco antes manifestó que ahora, tras perder las primarias, se dedicará a su responsabilidad en la Junta.

“O tiene una bola de cristal, o habla de lo suyo”, respondió cuando se le preguntó por el mensaje del pasado sábado del secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, que se mostró “convencido” de que se producirá un cambio político en la Comunidad y de que los socialistas están “dispuestos y preparados para asumirlo”.

Cuando se le volvió a preguntar qué era lo “suyo”, respondió que el PSOE, sin incidir en nada más y zanjar así la cuestión abierta por el líder socialista, quien sin decir a qué se refería, apuntó a un cambio en el Gobierno de la Comunidad ante los suyos en el Comité Autonómico.

Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, llamó este lunes a aceptar el resultado de las primarias y a continuar «unidos». Además, aseguró que Francisco Igea «y todos los demás» ya están «integrados» en Cs, por lo que incidió en la necesidad de que tras este proceso de primarias “todos juntos” sumen. “Todos son compañeros y son necesarios para nuestro futuro”, dijo, aunque no incluirá a Igea en su ejecutiva.

En ese sentido, Arrimadas se mostró «muy contenta» de que su candidatura se impusiera sobre la de su contrincante Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, con el 76,9 por ciento de los votos, frente al 22 por ciento conseguido por el sector crítico. Es por eso que Arrimadas indicó que el resultado de la militancia “ha sido clarísimo”.

Para la dirigente del partido que sucede a Albert Rivera en el cargo, “lo importante es escuchar a la militancia” y añadió que “la voz ha sido clarísima” tras el apoyo obtenido por su candidatura en este proceso con el que se siente «muy legitimada” para iniciar la nueva etapa que deberá encarar la formación ‘naranja’, que situó en colocarse como referente del centro liberal y político de este país.

Los socialistas

La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, aseguró que la solicitud de cambio político en la Comunidad es un “clamor” y se mostró convencida de que llegará en “cualquier momento”. En su opinión, no se puede ir contra la voluntad de los castellanos y leoneses durante “mucho más tiempo”, porque aseguró que se les ha dado un “cambiazo”.

En una comparecencia en la sede del PSCyL, tras el Comité Autonómico del sábado y las primarias de este fin de semana de Ciudadanos, Ana Sánchez aseguró que en su partido tienen la “obligación” de estar preparados para en “cualquier momento” hacerse cargo del Gobierno de Castilla y León, ahora -dijo- en manos del “pacto de la rapiña”, como se refiere al acuerdo entre PP y Cs, y que genera a su juicio una “inestabilidad lesiva”.

En ese sentido, la secretaria autonómica de Organización señaló que los ciudadanos de la Comunidad no dejan de pedir cada día el cambio que demandaron en las urnas, lo que a su juicio se tradujo en la victoria del PSOE. “¿Esto era un cambio? Esto es un cambiazo”, sentenció Ana Sánchez, quien insistió en la traición a la palabra dada para lograr el poder, asesores, un “pisito” o para “lloriquear una vicepresidencia”.

Asimismo, Ana Sánchez señaló que su convencimiento sobre la necesidad de cambio es compartido por dirigentes políticos del resto de partidos. Además, la socialista señaló que Francisco Igea, que a su juicio se “traicionó” a sí mismo, no ha parado desde entonces de perder elecciones, primarias y congresos, lo que en su opinión se debe a que cuando uno pierde la credibilidad, no la recupera.

Por ello, Sánchez le respondió al vicepresidente de la Junta, que este lunes señaló que los críticos de Cs mantenían su posición sobre el partido, que podía haber dicho que “no cambiaba de opinión y mucho menos si le quitaban el sillón”. Además, consideró que la mayor garantía de que el cambio llegará a Castilla y León es que el propio Igea diga que se va a mantener el pacto con el PP, “teniendo en cuenta lo que vale su palabra” -dijo- y su trayectoria, como la de quien lo nombró, Alfonso Fernández Mañueco.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba