Castilla y León

La Junta cierra los centros educativos

Tras comprobar que la formación no presencial ha funcionado de manera adecuada

La consejera de Educación, Rocío Lucas, anunció este lunes que la Junta de Castilla y León procederá al cierre de todos los centros educativos para el personal docente, administrativo y de servicios por la crisis sanitaria del Covid-19 tras comprobar que la formación no presencial ha funcionado de manera adecuada y hay garantía de que continuará en un futuro. En la actualidad, aseguró que el sistema educativo no universitario en la Comunidad cuenta con 700 aulas virtuales, que se prestan con normalidad gracias a la ampliación de la memoria de los servidores disponibles así como la adquisición de nuevos dispositivos.

 

En la rueda de prensa diaria que ofrece la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para informar sobre la pandemia de Covid-19 en Castilla y León, Lucas reconoció algunos problemas de acceso, tanto de profesores como de alumnos, en el Portal de Educación (www.educa.jcyl.es) durante los primeros días, tras la suspensión de las clases a partir del 16 de marzo. «Eran casi inevitables al triplicarse los accesos, al pasar de tres millones a nueve millones de visitas a la semana», subrayó. Además, precisó, que la mayor parte de las entradas a la plataforma era en la misma franja horaria, durante la mañana.

Tras comprobrar la carga de acceso, Educación contactó con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través de la Dirección General de Telecomunicaciones, para habilitar otros servicios con el objetivo de que los servidores contaran con más memoria para poder incorporar nuevas herramientas.

Rocío Lucas aseguró, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que, en la actualidad, el funcionamiento del portal es «fluido» e hizo hincapié en que, en los próximos días, se reforzará el apoyo a a los alumnos de Segundo de Bachillerato con nuevas herramientas, al ser una de las «prioridades» ante la prueba de EBAU ( Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), que inicialmente se iba a realizar entre el 9 y el 11de junio.

EBAU, en julio y septiembre

En relación a la llamada Selectividad, la consejera apuntó que las comunidades autónomas han mantenido reuniones telemáticas con el Ministerio de Educación, la consejera apuntó que se ha tomado la decisión de aplazar la EBAU en toda España. En el caso de Castilla y León, se ha solicitado retrasar la primera convocatoria al mes de julio y la extraordinaria, a septiembre.

Además, la Comunidad ya ha planteado al Ministerio reducir, «en la medida de lo posible», el contenido curricular de la materia a examinar en la prueba, aunque expuso que es algo que corresponde al Gobierno central ya que es el encargado de fijar los estándares de aprendizaje evaluables asociados a cada uno de los bloques de contenidos.

Preguntada por la posibilidad de ampliar el fin del curso escolar, Lucas declaró que, de momento, la Junta no contempla la modificación del calendario escolar. «Es un asunto que se verá más adelante porque la situación cambia día a día», manifestó.

Eso sí, explicó que la idea del Gobierno de España de prorrogar quince días más el estado de alarma para continuar con el confinamiento de los ciudadanos para prevenir los contagios por coronavirus no afectaría casi nada al periodo lectivo previsto en el sistema educativo de Castilla y León. No en vano, precisó la prolongación de esa situación hasta el 11 de abril solo influirá a cuatro días lectivos ya que las vacaciones escolares previstas en la Comunidad eran del 3 al 13 de abril. En este sentido, descartó que la Junta adapte o vaya a avanzar las fechas de esas vacaciones.

«Casuística diferente»

La consejera de Educación justificó la apertura de algunos colegios e institutos para los docentes y otro personal durante más de un semana en la Comunidad al recordar que existen cerca de 1.900 centros repartidos por todo el territorio, con una «casuística muy diferente». En este sentido, mencionó los centros 2030 con un alumnado en situación de vulnerabilidad socioeducativa y los que tienen una alta complejidad socioeducativa o en riesgo de padecerla, con dificultades de acceder a los contenidos colgados en la plataforma digital. «Hay que evitar una brecha entre ese alumnado», aseveró.

En cuanto a las oposiciones al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria y otros cuerpos, con 1.401 plazas para Castilla y León, que estaban convocadas para iniciarse el 20 de junio, la consejera también apuntó que se está en contacto con otras comunidades autónomas y el Ministerio para un posible aplazamiento. Eso sí, recordó que existe el principio de caducidad de algunas de las plazas convocadas para este año.

Rocío Lucas se refirió a la suspensión la admisión de alumnos al sistema educativo para el curso próximo, al igual que ha ocurrido con las otros plazos administrativos como la presentación de las solicitudes a las oposiciones de Secundaria. Lanzó un mensaje de tranquilidad a los afectados y reconoció que la Junta dará «máxima» difusión y publicidad para dar a conocer los nuevos plazos, una vez superada la crisis sanitaria del coronavirus.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba