Local

Las funerarias de Salamanca: «De seguir así se nos puede ir de las manos»

Los servicios se han incrementado entre tres y cinco veces respecto a un año normal

Las funerarias de ciudad y provincia de Salamanca advirtieron este viernes de que la situación de sobrecarga ante fallecidos por coronavirus Covid-19 será “insostenible” si se prolonga en el tiempo, tras registrar la provincia salmantina varios días seguidos el número de defunciones más alto de toda Castilla y León.

 

C.T.M. / ICAL

Así lo explica Antonio, de la funeraria La Dolorosa, quien señala que “de momento” están pudiendo “manejar los avisos que entran”, pero que estos son continuos y, de seguir así, “se nos puede ir de las manos” con días como el de ayer, en el que atendieron a un total de 24 familias.

“Estamos un poco asustados, porque aunque nos hemos reorganizado y, hasta ahora, la situación está bajo control, no sabemos si va a ir a más y si mañana habrá el doble de avisos que hoy”, continua relatando Antonio, quien define la situación como “complicada y bastante preocupante”.

Mismo panorama dibujan desde la funeraria Santa Teresa, donde apuntan que, en varias ocasiones estos días, estuvieron “a punto de colapsar”, puesto que desde el fin de semana se encuentran “desbordados de trabajo”, ampliando el horario de los trabajadores para poder “sacar los servicios”. No obstante, también señalan que, al menos, está existiendo colaboración entre las funerarias y se están “ayudando unas a otras para salir hacia adelante”.

Algo más tranquila, aunque también con “un goteo continuo de servicios”, se encuentra la situación fuera de la capital, en las comarcas de la provincia de Salamanca, donde trabaja la funeraria Funersa a través de sus marcas ‘Las Villas’ y ‘Santa Inés’. Su encargada, Sara, afirma que están “pudiendo llegar a todos los servicios”, pero que esperan que el número de fallecidos al día “comience a bajar pronto” porque, en caso contrario, la situación puede volverse “insostenible si se prolonga mucho más”.

Más del triple

Y es que, aunque numéricamente aún no tienen registrados los datos exactos de atenciones que están realizando estos días, desde las tres funerarias consultadas por Ical sí que señalan que el crecimiento de servicios prestados en la última semana está entre tres y cinco veces más que los atendidos en un periodo similar de otros años.

Así, en la funeraria La Dolorosa pasaron de “entre 4 y 5 servicios diarios a días como este jueves, en el que atendimos 24”. Quizá algo por debajo sitúan el aumento de servicios en la funeraria Santa Teresa, donde “se está triplicando el trabajo”, y en Funersa ubican la subida de atenciones “entre tres y cuatro veces más”, con el problema de que “tienes ratos muy movidos y otros en que se para, pero hay veces que entran varias llamadas juntas y da la sensación de no poder llegar”.

Petición de material

Ante este aumento exponencial del trabajo de las funerarias, todas piden, principalmente, que “se dote de material” de protección a los empleados de estos servicios, puesto que “faltan buzos y EPIs para atender en las residencias”, explica Antonio, de la funeraria La Dolorosa. Señala en ese sentido que las peticiones “ya están hechas” a la Junta pero que ante “el caos de la falta de suministro”, entienden que hay “otras prioridades”, aunque espera que “se resuelva pronto y nos puedan proveer” porque si no, advierte que no van “a poder seguir a este ritmo”.

En la misma línea se expresan desde la funeraria Santa Teresa, quienes como en La Dolorosa, se encuentran “sin problemas de abastecimiento” de material propio, pero que sí reclaman “trajes y monos de protección”, puesto que guantes y mascarillas recibieron “un lote de la Junta esta misma semana”.

Sí se encuentran más “desesperados” en ese sentido en Funersa, donde Sara explica que “no hay material de protección ni manera de que lo suministren”. Por ello, y hasta el momento, están funcionando “con material que teníamos en existencias” de mascarillas, guantes y batas, pero esperan que lleguen pronto los suministros de la Junta para “poder funcionar como se debe”.

En cualquier caso, lo que todos agradecen es “la rapidez” que se está dando a las gestiones, puesto que existe “mucha fluidez en el trámite de la documentación y las licencias” y, dada la situación, también se agilizan los funerales con una duración “un tercio de la que suele ser normal”. “Están siendo efectivos, rápidos e higiénicos y no nos ponen ninguna traba”, concluye Sara, quien relata que “antes se tardaba más de 24 horas en hacer un funeral y ahora se pueden hacer seis servicios en el mismo periodo”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba