LocalPortada

Así rescata el Ayuntamiento a una empresa amiga

Llena de anuncios que no ve casi nadie los soportes publicitarios urbanos

El Ayuntamiento de Salamanca no ha dudado ni un instante en ayudar a una empresa amiga, la adjudicataria del contrato para explotar los soportes publicitarios urbanos en marquesinas y los llamados mupis (una especie de marquesina alargada que se pone en aceras y medianas).

 

Buena parte de las marquesinas del autobús municipal las ha colocado esta empresa para luego explotarlas publicitariamente, así como todos los pegotes que ha diseminado pro toda la ciudad.

Lo que ha ocurrido es que con la declaración del estado de alarma debido a la pandemia del coronavirus, la publicidad se ha desmoronado de sopetón, como casi todo, y el Ayuntamiento ha salido a su rescate inundando la ciudad de anuncios pidiéndonos que nos quedemos en casa para cumplir el confinamiento.

Una publicidad que difícilmente reportará algún beneficio al consistorio, porque más del 80% delos ciudadanos no salen de casa y no llegan esos anuncios.

Está claro que el objetivo de esa acción no es avisar al ciudadano de a pie de la necesidad de hacer algo que ya estaba haciendo, sino aprovechar esa circunstancia para justificar un elevado gasto de recursos públicos para que los ingresos de la empresa no se vean mermados por la crisis publicitaria.

El contrato con JCDeclaux incluye 200 anuncios anuales para el Ayuntamiento (no hay nada gratis y menos la publicidad, por lo que se trata de que la empresa pague parte del contrato en especie, o sea, a cambio de 200 anuncios que se convierten en recursos públicos de los que el Consistorio acaba de disponer de golpe y derrochar en una campaña que no ve nadie). Presuntamente, a partir de ahora, cualquier anuncio del Ayuntamiento o alguna de sus sociedades y fundaciones en estos soportes tendrá que salir de las arcas municipales.

Total, que un servicio ‘municipal’ que podría generar ingresos a las arcas municipales acaba siendo una carga más.

Unos miramientos con una empresa amiga que por supuesto no tiene con ninguna otra de la ciudad de la que no saque algo.

Y eso a pesar de los antecedentes de esta empresa, que en febrero de 2017 acumuló una deuda con el Ayuntamiento 365.961,36 euros por los consumos eléctricos derivados del contrato de concesión de ocupación de espacio público con elementos de mobiliario urbano o soportes publicitarios y de información de interés general. Llevaba años sin pagar nada.

Un ‘descuido’ del equipo de Gobierno, que no se acordó de reclamarle esa cantidad, y solo lo hizo a raíz de una denuncia del grupo socialista.

Además, redujo la plantilla en tres empleados, cuando era de siete, incumpliendo así el contrato de adjudicación del servicio.

Aquí abajo una pequeña muestra del interés del Ayuntamiento por que veamos un anuncio estando en casa…

IMG_4613

 

Desde el Ayuntamiento de Salamanca han remitido a La Crónica de Salamanca el siguiente escrito que hemos cortado y pegado:

«El Ayuntamiento de Salamanca, en aplicación a lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/1984, reguladora del derecho a la rectificación, aclara que la noticia recogida en este medio de comunicación con el titular ‘Así rescata el Ayuntamiento a una empresa amiga’ es completamente falsa.

El consistorio lamenta que ‘La Crónica de Salamanca’ no haya contactado con las fuentes municipales antes de difundir un contenido que no se corresponde con la realidad, que es totalmente inexacto, y cuya divulgación causa perjuicio a la imagen de la institución.

Sobre la campaña municipal de mupis con la que se recuerda a los vecinos la necesidad de quedarse en casa durante esta alerta sanitaria, el Ayuntamiento de Salamanca informa de que el coste de la colocación de la cartelería y el uso de estos espacios ha sido de cero euros, por lo que las insinuaciones del medio sobre un presunto pago público para “salvar” a la empresa concesionaria del contrato de explotación de los soportes publicitarios están fuera de lugar.

El propio contrato que regula dicha explotación contempla que el Ayuntamiento puede disponer de 200 caras de mupis de forma gratuita para difundir contenidos municipales, que han sido utilizadas en su totalidad para la realización de la campaña que nos ocupa.

El Ayuntamiento de Salamanca añade que la empresa concesionaria de la explotación de los soportes publicitarios urbanos no ha recibido ningún trato de favor. Por el contrario, en estas difíciles circunstancias, contactó con el consistorio para poner a su disposición, de forma gratuita, el resto de mupis que tiene en la ciudad, para que puedan ser utilizados para difundir la información que el ayuntamiento estime oportuna, mientras dure esta situación excepcional».


Noticias relacionadas

5 comentarios

  1. No sé de lo que protestamos, si siempre ha sido así, mientras gobierne el PP será así, ayuda a sus amigos, beneficios a sus familiares, etc. Teneis lo que merecéis.

  2. Está claro este alcalde hace las cosas sin vergüenza, con la que nos está callendo, el a lo suyo, dinero tirado, pero claro no el suyo sino el nuestro.

Deja un comentario

Botón volver arriba