Cosas de la vida

Dimes y diretes (XXI). A mi hijo el bachiller…

 

Queridos amigos: Hoy vuelvo a los refranes que aluden a Salamanca. Y os propongo uno, olvidado, que es como la síntesis de un antiguo cuentecillo en el que preguntaban a alguien por cierta persona que debía dinero y que no se sabía dónde se encontraba el deudor. Y el preguntado respondía que debía estar en un lugar donde había mucha gente y era muy difícil localizarle. Para ahorrar palabras decía el refrán…

…que es  el siguiente:

«A mi hijo el bachiller, en Salamanca has de ver»

Y es que en Salamanca, durante su época dorada, había tantos estudiantes y todos vistiendo más o menos lo mismo, que era muy difícil encontrar a uno concreto si no se disponía de otros datos.

Hay otros refranes o dichos, más modernos, que quieren decir algo parecido. Os reto a que me digáis alguno. Algo así como «el bosque no deja ver al árbol«.

—————

No os olvidéis de que, entre todos, estamos haciendo un pequeño «DICCIONARIO CASTIZO DE REFRANES«, para regocijo de los lectores. Animaos y seguid enviando lo que recordéis o lo que se os ocurra…

Muchísimas gracias, y un abrazo.

Por: Emiliano Jiménez


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba