Cosas de la vida

Dimes y diretes (XXVII) cuarentena. Ojos que no ven…

 

Queridos amigos: cito hoy un antiquísimo refrán, que figura en el Quijote y en el Libro del Buen Amor, que se puede interpretar de muchas maneras. En estos momentos tan duros, parece como si los medios oficiales de divulgación lo aplicasen no enseñando las múltiples tristezas, pensando que no nos enteramos de lo que está pasando.

También se puede decir de aquellos inconscientes que no quieren saber nada de algo, para no sufrirlo. O cuando se ha querido ocultar algo que sucede lejos, para evitar dolores a los que están cerca.

Me estoy refiriendo a:

«Ojos que no ven, corazón que no llora»

Es conocido, también, sustituyendo la palabra «llora» por «quiebra» o por «siente«.

Puede tener numerosos rerrefranes, como: «…, gafas que te pones«, o «…, has de ir al oculista«, o «…, gabardina que te quitan«, o «…, porrazo que te pegas«.

Animaos, queridos lectores y aportad vuestra inspiración al refranero

————-

He recibido varias propuestas para aumentar nuestro «Diccionario castizo». Veamos

I. de Dios Villanueva: «Hasta San Fermín, bufanda y calcetín».

Otros, con mucha guasa apropiada al confinamiento coronavírico, son anónimos, como: «No hay cuarentena que cien años dure«, o «Aunque no vivas en un convento, quédate dentro»

Muchísimas gracias, y un abrazo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba