Cosas de la vida

Dimes y diretes (XXVIII) de cuarentena. A buen servicio…

 

Queridos amigos: El refrán de hoy lo digo con tristeza, porque nunca pensé que vería lo que ha pasado y, por lo que he oído, no es un caso único. ¿Cómo es posible que ante el heroico gesto de tantas buenas gentes que están dando todo por los demás, haya quien les diga que se marchen a vivir a otro sitio, para que no les contaminen? ¿Cómo es posible tal villanía? ¡Y además cobarde, porque no dan la cara, no firman el manifiesto! ¿Se puede caer más bajo? Hechos así son un baldón para el sitio donde se dan, baldón que ensucia todo lo que les rodea y siembra la desconfianza en toda comunidad.

Por: Emiliano Jiménez

A ti, héroe escarnecido, seas quien seas, no te importe, que tienes el respeto, la gratitud y la admiración de todos los bien nacidos. ¡Bendito seas!

¡Y a ti, mal nacido, que te den el galardón que te mereces! En ti encaja el siguiente refrán:

«A buen servicio, mal galardón»

¿Te enteras, mal nacido, de que esto es una dedicatoria a la ingratitud, bien representada en ti? ¿Te enteras o no te enteras?

En la Plaza Mayor de Zamora, donde antes estaba la Casa Consistorial y ahora está la sede de la Policía Nacional, hay una placa dedicada a unos héroes de cuando la pandemia de la «gripe española», hace un siglo. No recuerdo exactamente lo que dice, pero ahí está. Pasó aquella catástrofe, pero ahí queda su buen galardón. ¡No nos olvidemos, cuando esto termine, de inmortalizar tanta heroicidad como la que se está produciendo! ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba