LocalPortada

Enfado de los universitarios por los exámenes

Son tipo test, casi sin tiempo para responder y sin poder volver atrás "para que no copiemos"

Los estudiantes de la Universidad de Salamanca están confinados en sus respectivas casas y ciudades y tratan de terminar el curso vía online como se puede.

 

Lo que en principio era una vía para dar facilidades en una situación sobrevenida y extraordinaria, ha desatado las iras de una parte de los alumnos, por las condiciones impuestas por los profesores.

Las quejas más generalizadas se basan en que se han puesto exámenes tipo test con muy poco tiempo para responder cada pregunta (y el examen en su conjunto), sin posibilidad de volver atrás por si dudas de alguna respuesta o si la has dejado en blanco, y con una penalización por cada error. Y eso es así para que no copien, según les han dicho los profesores.

«Se pasan mandando cosas y no dan clases, y ahora nos han puesto los exámenes sin clases online ni videollamadas», se queja un estudiante, quien explica que «nos cargan de trabajo más ahora que en condiciones normales».

Las evaluaciones se cerraron con carácter general esta semana y eso ha generado un enfado considerable entre el alumnado.

Este estudiante reconoce que el examen tipo test como lo tienen planteado «es la única forma de no copiar, porque si nos ponen una pregunta para desarrollar se recurre al copia-pega», y si se hiciera oral por videollamada se podría buscar la forma de copiar igualmente. Pero el malestar por como se han desarrollado los acontecimientos es patente. Los universitarios han creado el hastag #USALytirar para quejarse de la Usal

Otro alumno dice en su Twitter que «tiene buena pinta el nuevo concurso que se hace en la @usal 45 preguntas en 35 min, según el profesor tiempo suficiente para leerlas, contestarlas y repasarlas, claro y todo esto sin poder volver a la pregunta anterior. Y por si fuera poco hay que sacar un 6″.

Las quejas se hacen extensibles a los profesores en general. «Exámenes a contrarreloj, trabajos, seminarios, prácticas… una sobrecarga de trabajo insoportable y metida con calzador porque decidisteis desaparecer en Semana Santa».

Lo más  criticado es el número de preguntas tipo test, el tiempo que se da para responderlas y las penalizaciones.

También son frecuentes las quejas por la falta de interlocución con los estudiantes. «El equilibrio del que hablan es hacer un parcial de pregunta por minuto después de más de un mes sin decir palabra, es no tener en cuenta la opinión del alumnado, es restar por pregunta fallada sin poder verlas todas y sin posibilidad de retroceder»

 


Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Dejad de lloriquear. Que la mayoría estudiáis por apuntes. No os leéis un libro ni aunque se os exija. Si por vosotros fuera solo estudiaríais los powert point que emplean los docentes como material de apoyo para dar las clases, y que muchos tenéis la osadía de exigir como si fuera vuestro derecho.

    Las generaciones del esfuerzo cero. Cuanto menos hacéis, menos queréis hacer.

    Y la mayoría sin cargas familiares ni laborales. Teniendo todo el tiempo disponible para estudiar. O por lo menos todo el tiempo que se dedicaba al ocio fuera de casa.

    1. Totalmente de acuerdo, gente muriendo y ellos se piensan que son el ombligo del mundo, que aprendan de otroas más pequeños que ellos que también se han quedado sin clases presenciales y protestan menos.
      Tienen que entender que esto no es por capircho, si no que es una situación excepcional que ha echo que se tenga que tomar estas decisiones por la salud y el bien de todo. El caso es protestar.

  2. Vamos, ni que la USAL fuese la Sorbona, Oxford o Harvard, a duras penas llega a estar entre las mejores del reino.
    Una universidad es tan buena como sus profesores. Si estos solo entienden que dar clases on line es subir tochos de apuntes a Studium y luego evaluar de esta manera…. está claro el fin del recorrido de 800 años, dentro de 30. La nada.

  3. Me pregunto qué dirían los profesores de esos alumnos. Seguro que leen todos los textos, son ejemplares, no faltan a clase y nunca, bajo ningún concepto, hacen trabajos con corta y pega de Wikipedia, ¿verdad? Ese es el mundo de las redes sociales: cualquiera puede decir lo que le venga a la cabeza, todo vale.

Deja un comentario

Botón volver arriba