LocalPortada

Los conductores de ambulancias denuncian que son el colectivo con más contagios en el sector sanitario

Oliver Pérez es conductor de ambulancias y delegado sindical de prevención de riesgos laborales dentro de la empresa Ambuiberia contratada por el Sacyl

Oliver Pérez es conductor de ambulancias y delegado sindical de prevención de riesgos laborales dentro de la empresa Ambuiberia y denuncia que no tienen datos objetivos. “Se nos iban a hacer los test durante el fin de semana -9 y 10 de mayo- y a día de hoy no se nos han hecho a todos, quedan los compañeros de Ciudad Rodrigo, Béjar y Vitigudino”. Denuncian que los conductores de ambulancias son el sector con más contagios entre el personal que trabaja en el sector sanitario

Además, cree que ha habido “agravios comparativos. Los que trabajan el las unidades de soporte vital avanzado, les han realizado una analítica completa. Sin embargo, a nosotros, los conductores y técnicos, nos están haciendo test diferenciados, los llamados test rápidos”.

¿Por qué creéis que han esperado dos meses para haceros los test?
Creo que tenían miedo a quedarse sin personal. Es una opinión muy generalizada entre el personal.

La empresa cuenta con unos 250 trabajadores en Salamanca. A una parte, no le han realizado los test. “He preguntado a 30 personas, que me han querido decir qué resultado le ha dado el test. Evidentemente, no es una muestra científica, pero si da una versión de lo que podría haber en la empresa”, explica Oliver Pérez.

El resultado que ha obtenido con esta muestra es que de 30 personas, ocho han dado positivo en el IGM. Están en casa aislados. Otros 13, positivo, con el IGG, esto quiere decir que han estado contagiados y han creado anticuerpos. Y, nueve han dado negativo en los dos. “Si tenemos en cuenta esta muestra, que no es científica, se podría extrapolar que alrededor del 70% de la plantilla podría estar infectada”, puntualiza.

Denuncian que en ningún sector, ni siquiera en hospitales hay un porcentaje tan elevado. “Todo esto, a la espera de los datos oficiales que la empresa no ha facilitado. Tampoco sabemos si los van a hacer públicos”, apunta el delegado sindical de prevención de riesgos laborales.

¿A qué crees que es debido ese porcentaje tan alto?
La alta exposición que tenemos y las malas condiciones en las que trabajamos. Muchas veces tenemos que reciclar material de EPIs. Ahora mismo, el Juzgado Nº 2 de lo Social de Salamanca nos ha dado la razón, interponiendo unas medidas cautelares, para que nos laven los uniformes y la empresa no se ha dado por enterada.

¿En serio?
Sí. Tienen tres días hábiles para abrir el correo y no lo ha hecho, dilatando así que todavía no nos están lavando los uniformes. Supongo que de esta semana -12 al 15 de mayo- no debería de pasar, pero no tenemos noticias de la empresa al no darse por enterada de forma oficial. Queremos pensar que comenzarán a lavarnos los uniformes.

¿Esto ocurre solo en Salamanca o también en otras provincias?
En Valladolid, han empezado a lavar los uniformes. Allí, han comprado una lavadora y han contratado a dos personas para que lavan los trajes, cuando no puede ser así, tiene que ser una empresa homologada. En Segovia, que tienen el mismo auto, para ahorrar más, lo que han hecho es coger todos los uniformes y lavarlos en Valladolid. En Salamanca, no sabemos lo que van a hacer, porque según ellos no están informados. Eso sí, enviamos el auto a todos los correos corporativos de responsables tanto de personal, como el gerente de zona, regional o a Carlos Magdaleno, presidente de Ambuiberica. Pero, no ha contestado nadie.

Ambuiberia cuenta en Salamanca con unos 250 trabajadores y tiene un contrato con la Junta de Castilla y León de 29,5 millones de euros por cuatro años. “Nosotros creemos que la gestión de las ambulancias debería ser pública, como ocurre en Madrid o Baleares, donde están muy contentos con el servicio. Además, se ha demostrado que es más barato si la gestión es pública que privada”, razona el sindicalista.

Los técnicos y los conductores de ambulancias son trabajadores de Ambuiberia, por lo que la empresa no les lava el uniforme. “Enfermería y médicos de las unidades de soporte vital avanzado, al ser personal del Sacyl, le lavan la ropa y les dan comida”, revela Oliver Pérez.

No obstante, para Pérez lo más grave ha sido que “hayan querido jugar con nosotros como peones de primera línea, como si fuéramos prescindibles”.

¿Prescindibles?
Sí, nosotros somos fáciles de reponer. Somos peones que tenían que mover en la primera jugada para intentar salvar la situación. Entiendo que ha sido muy difícil, no me querría ver en la piel de quien lo gestiona. Pero, viendo datos sobre la mesa y con la calma, huele mal.

Atención Primaria ha enviado un algoritmo en el que se analiza que si el resultado es negativo con la prueba de IGM e IGG se deberían de hacerse una analítica más completa que se denomina ‘Elisa’. “Creemos que todos los conductores que han dado negativo, que pueden trabajar, debería tener acceso a ese análisis más completo”, manifiesta el sindicalista.

¿Cómo estáis en la plantilla?
En general estamos bien, con cierta indignación, porque es triste que tengamos que ir a los juzgados para que nos laven la ropa. Al margen de esto, no podemos decir que nos hemos relajado, porque nosotros somos muy conscientes de lo que hay y tenemos que seguir protegiendo. Algo estaremos haciendo bien, porque muchos de los compañeros están librando, ni siquiera han dado positivo. Nos da rabia que haya personas que se lo tomen a la ligera o le hayan perdido el miedo tan pronto a un virus que es tan virulento.


Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. La empresa esta de ambulancias siempre hace oídos sordos y parece ser que los juzgados miran más por ella que por los trabajadores de este sector. Que recordemos que en caso de un problema de salud o un percance como puede ser un accidente de tráfico, son ellos los que con sus manos nos cuidan, hasta la llegada a un hospital, mucha responsabilidad para que se les traté de ambulancieros o conductores y en su uniforme ponga técnico de transporte sanitario y la ciudadanía piense que ganan grandes sueldos y son funcionarios.
    Con el covid se ha sacado la realidad del asunto, pocas medidas de seguridad, exceso de horas extras, falta de personal antes de que llegara todo esto, cursos de forma presencial en estado de alarma, de prisa y corriendo… y luego se espera que salga todo bien.

  2. Pepino de empresa tratando muy bien a sus personas y los que ponen de responsables siempre muy top . En Cantabria ninguna denuncia y deseando que sigan muchos años cumpliendo a rajatabla y escrúpulosamente.

Deja un comentario

Botón volver arriba