Castilla y León

Las barras de los bares, otro marrón igeniano que se come Mañueco

Reseñados quedaron aquí los manejos y enredos de la Junta que han conducido a imprimir una doble velocidad a la desescalada en Castilla y León, con cinco provincias en fase 3 y las cuatro restantes en fase 2, sin que ello responda a los criterios estrictamente epidemiológicos que el dúo Igea-Casado aseguraba defender. El sobrevenido criterio de la proximidad a Madrid desprendía un aroma a improvisada chapuza a la que todavía le faltaba una inesperada guinda.

 

Y la guinda venía en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Castilla y León publicada el domingo para dar cuerpo legal a un acuerdo del presidente de la Junta estableciendo determinadas limitaciones en las cinco provincias que el lunes saltaban a la fase 3. Para sorpresa del sector de la Hostelería y la Restauración, el acuerdo prohibía expresamente el consumo en las barras de los bares, eliminándose así una de las medidas que debía conllevar ese cambio de fase.

El cabreo en dicho sector ha sido monumental. Y no es para menos, ya que nadie les había informado de esa prohibición y tenían todo dispuesto (incluido el refuerzo del personal) para empezar a servir en las barras a partir de la mañana del lunes.

La doble velocidad decidida por la Junta había suscitado una dura crítica por parte de las cuatro patronales provinciales de Salamanca, Ávila, Segovia y Soria, que pidieron unas explicaciones que pueden seguir esperando sentados. En el ámbito político y social el mayor malestar se ha dejado notar en Salamanca, donde el argumento de la proximidad a Madrid ha chirriado especialmente.

Y ahora son las cinco provincias privilegiadas las que no entienden, porque nadie se lo ha explicado, por qué tienen que mantener cerradas las barras de los bares cuando su apertura era inherente al cambio de fase. No hace falta ser muy sagaz para deducir que esta restricción se ha producido por iniciativa de Igea y Casado, que siguen haciendo mangas y capirotes con la Sanidad de Castilla y León. Pero ni ellos dijeron nada al respecto el día que anunciaron que Valladolid, León, Burgos, Palencia y Zamora avanzarían a la fase 3, ni sus nombres figuran en el Bocyl del pasado domingo.

Con lo cual es Fernández MañuecoAlfonso, el que una vez más se come un marrón inequívocamente igeniamo, eso sí, servido cómodamente en mesa. ¿Cuál será el siguiente?

 


Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. Mañueco,Igea y Casado, siempre perjudicando a Salamanca
    Espero que en las próximas elecciones saquéis un 0 patatero

  2. El marrón nos le comemos nosotros, ellos bien pueden salir a todas las provincias, que hace Mañueco en Valladolid, si no se puede viajar a otra provincia, a lo mejor es que no nos habíamos dado cuenta y es alemán.
    Manda hue…. , Que un alemán pueda ir a su residencia de Baleares y un Castellano-leonés no pueda viajar a 25 kmts de su residencia estando las 2 provincias en fase 3.
    No os habéis molestado nada, habéis ido a lo fácil y no os preocupéis que 3 años pasan pronto y nos vamos a acordar de estos agravios, solamente por mantener vuestro ego personal. Os esperamos en las votaciones dentro de 3 años

  3. Alegraos que la Sra Casado, es una Sra sensata y que sabe de lo que habla. Pero no, en vez de eso, nos quejaremos de la falta de decisión por parte de las autonomías dentro de este nuestro querido reino de Taifas llamado España. Pero cuando resulta que, cada rey moro, decide por si mismo, resulta que, «el culito se le cierra y pone prieto» porque las responsabilidades le caen encima al rey moro, y deciden ir aun con mas pies de plomo… En resumen, desde comunidades vecinas, ya quisiéramos tener consejeros de sanidad expertos en sanidad que saben de lo que hablan y saben lo que hacen. Y no, nunca se equivoquen que no lo harán en aras de un perjuicio provincial.

Deja un comentario

Botón volver arriba