LocalSucesos

Una estafa globalizada desde el móvil con desenlace en Salamanca

Un hombre hace una compra online en Coslada, le engañan desde Zamora para dar su tarjeta por el móvil si quiere recibir el pedido y recogen en Salamanca lo que se han comprado con su dinero

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a una mujer que vive en Zamora y se desplazó a la ciudad del Tormes para recoger dos paquetes, en uno de los cuales recibió un teléfono móvil de más de mil euros que pagó con la tarjeta de un ciudadano de Coslada (Madrdi), que hizo una compra por internet, le hackearon la transacción, y le enviaron al móvil un mensaje pidiéndole los datos de la tarjeta para ‘confirmar’ el envío del pedido, lo hizo y le dieron el palo al momento.

 

La investigación se inició por la comunicación de la Comisaría de Coslada (Madrid), en la que se había denunciado una estafa cometida a través de Internet, en la que el denunciante había adquirido unos productos y los había abonado. Posteriormente le solicitaron el pago de 1,60 euros para poder formalizar la entrega, facilitándole un enlace en el propio correo electrónico, en el que introdujo los datos de su tarjeta de crédito. Tras facilitar sus datos recibió un código de verificación de compra que introdujo en la página facilitada, sin tener más respuestas. Ya le habían estafado.

Posteriormente, comprobó que en el mensaje que le con el código de autorización de la operación figura un importe de 1.142 €, en vez de la cantidad indicada de 1,60 € que le habían solicitado para poder formalizar el envío de los productos adquiridos. Por lo que anuló la tarjeta inmediatamente.

Posteriormente agentes de la comisaría de Coslada en la que se realizó la denuncia por estafa y cargos indebidos en tarjeta de crédito, comprobaron que el cargo se debía a un pedido online a una empresa de productos electrónicos, en concreto por la compra de un terminal de telefonía móvil valorado en 1.142 €, que sería remitido por una agencia de paquetería a un establecimiento de Salamanca que también es un punto de recogida.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca acudieron al punto de recogida y una las empleadas les informó de que no había llegado en paquete.

Cuando lo hizo avisó a los policías y les comunicó que a nombre de la persona que le habían indicado llegaron dos paquetes.

Una mujer acudió a recogerlos y los agentes la interceptaron al salir. Le pidieron cuentas sobre los paquetes y ella dio explicaciones vagas y difusas, manifestando finalmente que no eran suyos, sino de una amiga que le había solicitado que se los recogiera.

Al pedirle la documentación vieron que vivía en Zamora, y le preguntan el motivo por el cual se ha desplazado desde allí, estando en vigor el Estado de Alarma, que en la Fase 2 no permite desplazamientos entre provincias. La mujer se limitó a decir que se había desplazado solo para recoger los paquetes.

Los agentes la detuvieron y requisaron los paquetes, cada uno delos cuales contenía un teléfono móvil. Uno obtenido fraudulentamente y sobre el otro se investiga su procedencia.

La detenida es una mujer de unos 40 años de edad, nacida en Marruecos, que se encuentra en situación regular en nuestro país, que quedó en libertad tras declarar en el juzgado.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba