Deportes

Carlos Rubén: “El Guijuelo me devolvió la ilusión por volver a jugar al fútbol”

El ‘Ingeniero’ del CD Guijuelo asegura que disfruta al máximo porque no sabe si cada partido puede ser el último que juegue

 

Quizá no mentiríamos al afirmar que se trata de uno de los jugadores que mayor calidad atesora con el balón en los pies de toda Segunda B… y que, cosas de este caprichoso deporte del fútbol, ahora también ha aprendido a disfrutar sin tener tanto la bola entre sus pies. Lateral derecho, interior, central… y desde hace tres temporadas, mediocentro.

Salió del Extremadura en 2017 por la puerta de atrás pese a tener un año más de contrato, y eso le llevó a plantearse que igual el fútbol se había terminado para él; cuando no hay ilusión, a veces lo mejor es cortar por lo sano. Pero, en ese momento de crisis, volvió a aparecer el CD Guijuelo para darle una tercera oportunidad y recuperarle para la causa del fútbol; y vaya si lo hizo. Pese a llegar fuera de forma, en menos de un mes ya estaba luchando por volver a ser el que fue, y darle a Jordi Fabregat un jugador de ‘oro’. Además, a los 36 años, disputó el mayor número de minutos de toda su carrera.

Una carrera que compagina con sus estudios ya terminados (Ingeniería Mecánica en Béjar) y ahora apuesta por un máster que el día de mañana le abra nuevas puertas. “Para mí es muy importante el tema del estudio me mantiene la mente ocupada gran parte del día; no todo es fútbol”. ‘El Ingeniero’ del CD Guijuelo acabará la nueva temporada con 38 años disfrutando de cada partido como si fuese el último… quizá sea ése su secreto.

Renovación: “Estaba interesado en quedarme y el club lo sabía porque estoy bien aquí y llevo muchos años; yo creo en el club y el club en mí, no ha habido ningún impedimento para formar y todo muy rápido. Es algo que me da tranquilidad e irme en verano con cierta estabilidad y el Guijuelo también puede planificar mejor el año”.

Séptimo año en Guijuelo: “Es el equipo en el que más tiempo he estado en toda mi carrera; cuando salí del Extremadura (2016-17) no pensaba seguir jugando, pero me llamó el Guijuelo e hice la pretemporada. Después, Jordi Fabregat confío en mí y agradezco mucho al club su llamada porque volví a recuperar la ilusión”.

De pensar en la retirada… a seguir hasta los 38 como mínimo: “Sí… (sonríe). Ese pensamiento llegó un poco por desilusión; en el Extremadura tenía un año más de contrato, pero rescindí porque los nuevos propietarios trajeron a su equipo e iban a meter ‘sangre’ nueva, y ese verano terminé muy desilusionado con el fútbol. Por eso, mi pensamiento se centró en dejar este deporte por la manera en la que salí de allí. Cuando se cierra una puerta se abre una ventana; me llamó el Guijuelo y llegué fuera de forma porque no me había cuidado mucho, y cuando me quise dar cuenta estaba a tope y metido de lleno en el vestuario. Lo pasé mal las primeras semanas en el plano físico, pero volví a recuperar la ilusión por seguir jugando al fútbol; entonces, me di cuenta del error que estuve a punto de cometer cuando pensé en dejarlo. Quizá éste sea uno de los secretos de mi rendimiento en estas últimas temporadas”.

Con 36 años, su campaña más prolífica en minutos: “No es casualidad, ni mucho menos; esa temporada (jugó 2.871 minutos) fue así porque iba todos los días con muchas ganas a entrenar, a darlo todo. Cuando eres joven hay días que te puede un poco más la pereza e incluso a mí me ha pasado, que no tienes ganas ni de jugar. Pero, desde hace ya muchos años, no sé si cada partido que juego va a ser el último, igual que cada entrenamiento. Con esta edad ya es difícil recuperar y necesitas más tiempo, aunque siempre voy a muerte porque físicamente estoy muy bien. Antes disfrutaba mucho más con el balón y ahora lo hago de las dos maneras, porque sin la pelota también me gusta sufrir. Tengo mucha ilusión y las lesiones me han respetado”.

Más ‘alejado’ del balón: “Siempre he sido un jugador más ofensivo, media punta o interior… pero mi nueva posición de mediocentro fue por circunstancias, aunque yo me considero una persona muy competitiva en cualquier ámbito de la vida. Cuando llegué a Guijuelo tengo que reconocer que no pensé que fuese a tener un papel tan protagonista porque había mucha competencia en todas las posiciones. Yo venía de jugar de lateral en el Extremadura o de interior y pensé que mi papel iba a ser otro porque ahí estaba Raúl Ruiz. Pero se lesionó un jugador del centro del campo y ahí vi mi oportunidad; al siguiente partido jugué en una posición nueva para mí, pero como físicamente estoy fuerte, me adapté y hasta ahora. Luego Ángel me dijo que iba a contar conmigo en ese puesto y es dónde creo que he dado un buen rendimiento”.

Protagonista el año del play off: “Ese año fue muy bueno para todos porque fuimos una piña en el vestuario. Fíjate que aún seguimos conservando el grupo de whatsapp que creamos entonces y hablamos algunas veces, nos reímos mucho. Fue una temporada muy especial salvo los primeros cinco partidos que no fuimos capaces de ganar. De esa temporada (2013-14) solo quedamos Razvan, Jonathan y yo y creo que es un punto importante porque nosotros hemos mamado lo que es el Guijuelo y se lo podemos explicar a los nuevos. Es un club humilde en presupuesto, pero histórico en la categoría y es lo que intentamos trasladar a todos los que llegan”.

Los prejuicios de la edad: “Sí, creo que es algo que sigue existiendo; igual es porque quizá yo a mi edad ya hace mucho que ya no miro el DNI (ríe). Hay muchos futbolistas que cada vez juegan más años porque se cuidan mucho más; hay que descansar bien, llevar una alimentación correcta y entrenar a tope. Si eres una persona ordenada, puedes rendir a buen nivel, aunque pasen los años; sí puedes necesitar un poco más de tiempo de recuperación durante la semana, pero cuando llega el partido, eso se olvida. Obviamente, no estoy como cuando tenía 20 años, pero lo suplo con experiencia y saber dónde tengo que estar en cada momento”.

Ángel Sánchez: “Me sorprendió mucho la decisión porque creo que hizo un trabajo muy bueno; comparto muchos de sus valores en el fútbol y en la vida, y a nivel personal le tengo gran aprecio porque fue uno de los principales artífices del tema de mi sobrino; fue el promotor y el que tuvo la idea de hacer un acto con el club y es de agradecer. Va a tener aquí un amigo para siempre y como profesional, tengo que decir que siempre ha puesto en el campo a los jugadores que se lo han ganado en cada entreno. Es una gran persona y se ha ganado el derecho a seguir entrenando a cualquier equipo de la categoría”.

Temporada de la incertidumbre: “Va a ser una temporada más corta de lo normal y siendo así, todos los equipos se van a jugar algo desde el inicio. Va a ser una campaña más competitiva de lo habitual y todos los partidos casi van a ser una final. Cobra más importancia el hecho de llegar bien a la pretemporada y comenzar a tope para colocarte lo más arriba posible desde el inicio”.

Estudios y fútbol: “Para mí es muy importante el tema del estudio (ha hecho Ingeniería Mecánica y ahora estudia un Máster) porque me mantiene la mente ocupada gran parte del día. Cuando acabo el entreno puedo desconectar así del fútbol y gasto el tiempo en otra cosa que no se siempre pensar en lo mismo. Cuando tienes partidos malos, creo que te da una salida diferente para no martirizarte demasiado; eso sí, el fútbol sigue siendo mi trabajo y siempre quiero ganar, pero estudiar me sirve para despejar la mente y llenarla con otras cosas”.

Sus números con el Guijuelo:

  • Temporada 2009-10: 15 partidos, 1.254’ y 3 goles.
  • Temporada 2013-14: 30 partidos, 2.155’ y 3 goles. (Único play off de ascenso del club)
  • Temporada 2014-15: 27 partidos, 2.235’ y 5 goles.
  • Temporada 2017-18: 25 partidos, 1.967’ y 1 gol.
  • Temporada 2018-19: 33 partidos, 2.871’ y 0 goles.
  • Temporada 2019-20: 24 partidos, 2.033’ y 1 gol.
  • Total: 154 partidos, 12.515’ y 13 goles.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba