Más noticias

El Gobierno plantea grupos ‘burbuja’ para alumnos de 6 y 7 años

La guía de recomendaciones para el nuevo curso insiste en la distancia interpersonal de 1,5 metros como norma general

Los denominados «grupos burbuja», que permitirán a los escolares acudir a un mismo aula sin guardar distancia de seguridad ni usar mascarilla, serán sólo para 1º y 2º de Primaria (6 y 7 años) y no hasta 4º de Primaria (10 años), como planteó hace unos días la ministra de Educación y Formación Profesional. Además, las comunidades autónomas «podrán flexibilizar el máximo del alumnado para formar estos grupos», cuya cifra se planteó inicialmente en 15 alumnos y posteriormente a 20.

 

Servimedia / ICAL

Según precisó el Gobierno este martes en una nota, la guía ultimada por los Ministerios de Sanidad y de Educación y Formación Profesional, «con las aportaciones de las Consejerías», ofrece «un marco común que puede ser adaptado en cada comunidad autónoma e implementado según la realidad de cada centro educativo y de su contexto local».

«En el caso de la Educación Infantil y Primaria, se puede optar por la alternativa de establecer grupos estables de convivencia de entre 15 y 20 alumnos, cuyos integrantes podrían interactuar sin necesidad de mantener la distancia interpersonal, y evitando el contacto con otros grupos. Esta alternativa permitiría también facilitar el rastreo en caso de contagio», exponen.

El texto recomienda esta opción «preferentemente» para alumnos de Infantil y de 1º y 2º de Primaria, «dado que a esas edades es complicado mantener la distancia de seguridad».

En la guía, las medidas de higiene y de prevención recomendadas se establecen en torno a cuatro principios básicos: limitación de contactos, medidas de prevención personal, limpieza y ventilación y gestión de los casos, y se articulan mediante acciones transversales, como la reorganización de los centros y la comunicación.

Ambos ministerios contemplan la posibilidad de que «estas medidas se irán actualizando cuando sea necesario, si los cambios en la situación epidemiológica del Covid-19 así lo requieren».

En lo que se refiere a la limitación de los contactos, el documento recuerda la obligación de mantener, «de forma general», una distancia de seguridad de 1,5 metros entre las personas.

Se recomienda también priorizar las actividades al aire libre, escalonar las entradas y salidas y las horas de recreo o diseñar otras medidas organizativas para evitar aglomeraciones y reducir al máximo el número de desplazamientos de grupos de alumnos por el centro.

Entre las medidas de higiene personal, además del lavado de manos frecuente y meticuloso, se recomienda el uso de pañuelos desechables y, al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.

En cuanto a las mascarillas, su uso no es obligatorio para los alumnos de Infantil. «Tampoco lo es para los de Primaria, siempre que estén dentro del grupo de convivencia estable. Cuando no lo estén, sí lo será si no se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros», matizó el Ejecutivo.

A partir de Educación Secundaria, igualmente es obligatorio su uso si no se puede mantener dicha distancia. A partir de los 6 años, será también obligatorio en el transporte escolar.

«En el caso de los profesores, se recomienda su uso obligatorio, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad. Los tutores de Infantil y Primaria podrán prescindir de ellas cuando se encuentren dentro de su grupo de convivencia estable», detallan los ministerios. El documento recomienda, de manera general, el uso de las mascarillas de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizable.

Además, cada centro dispondrá de un protocolo de limpieza que corresponda a sus características y que incluirá la limpieza y desinfección al menos una vez al día de las instalaciones (y al menos tres en el caso de los aseos), con una especial atención en las zonas comunes y superficies de contacto más frecuente como los pomos de las puertas y los pasamanos.

La guía recomienda igualmente una ventilación frecuente, de al menos cinco minutos (10 minutos en caso de que la sala haya sido utilizada anteriormente), al inicio de la jornada, al finalizar el día y entre clases, siempre que sea posible. Cuando las condiciones meteorológicas y el edificio lo permitan, se aconseja mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba