Deportes

David Mellado: “Es muy difícil entrar en el Real Madrid; quiero luchar y aprender al máximo”

El salmantino, nuevo jugador blanco, afronta con responsabilidad y muchas ganas su nuevo sueño

A veces, quizá no muchas, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida… y ésta es una de esas historias que deja el mundo del fútbol, tan manchado por algunos y, a la vez, tan bonito para los que aman algo tan sencillo y complejo, como es una pelota. 

 

La cara de la moneda es para David Mellado, un futbolista salmantino al que la mayoría de edad, que implica que ya puede coger un volante o ejercer su derecho al voto, le ha dado la opción de cumplir su gran sueño. Nacido en la capital charra el 20 de febrero de 2002, ahora ya ha alcanzado el cielo futbolístico después de desembarcar en el Real Madrid para jugar en División de Honor, categoría que esconde y muestra muchos talentos que pueden llegar a ser algo en este mundo del fútbol.

Y David Mellado puede ser uno de ellos; madridista de pura cepa, estuvo cerca, muy cerca de firmar por el Real Valladolid, que hubiese sido una gran oportunidad, pero entonces apareció el “mejor club del mundo”, que le llevaba siguiendo ya varios años, hasta que se ha decidió por él. En principio, y si nada cambia por la Covid-19, el 3 de agosto se incorporará a los entrenamientos, para vivir en la residencia de Valdebebas.

Alcanza este “sueño”, con la misma timidez que ganas y con el objetivo de aprender de esta experiencia y darlo todo… y para jugar, claro, porque competirá (sanamente) para ser el eje del juego del equipo. No en vano, su modelo de jugar tiene nombre y apellidos alemanes: Toni Kross. Palabras mayores.

¿Por qué el fútbol?: “Desde muy pequeño, me han contado mis padres que no paraba de correr detrás de un balón y darle patadas; fuera donde fuera, siempre llevaba uno. Y así empezó todo… Recuerdo que comencé a los 6 años en el Navega, donde pasé tres temporadas y luego ya me fui a la UD Salamanca como alevín, y he estado 9 años. Los dos primeros en la UDS, luego en el Salmantino y ahora en el Salamanca CF UDS. Cuando ocurrieron los temas de la desaparición del equipo y luego los descensos, mucha gente optó por marcharse cuando se hundió el barco; pero yo decidí quedarme con solo unos pocos y tiramos hacia adelante hasta ahora. Así aprendes a luchar por las cosas y no me arrepiento de haberme quedado, todo lo contrario. Guardo un gran cariño al club”.

Su posición: “Soy mediocentro; empecé así en el Navega porque siempre me ha gustado asistir, dar pases… pero también defender. Puedo hacer las dos cosas. De hecho, el jugador que es mi modelo y que más me gusta es Toni Kross”.

¿Cómo se cerró todo?: “Hace un mes nos llamaron y mi padre habló con el Real Valladolid y mi fichaje estaba apalabrado. Pero solo unos días después, contactaron con nosotros del Real Madrid para ficharme y yo me quedé helado, la verdad, no sabía ni donde meterme… hemos arreglado todo el tema del contrato y demás, muy pendientes del tema de coronavirus, que va a marcar todo”.

Madridista “hasta la médula”: “He firmado por un año para jugar en el División de Honor, que es una categoría muy bonita y siempre habría querido y soñado con jugar en este club; soy del Real Madrid hasta la médula y tengo el carné de madridista desde 2009. Estoy muy contento”.

Un sueño: “Jugar en el Real Madrid es un sueño, porque no sabes si alguna vez en tu vida va a pasar; hay muchos jugadores buenos y es muy difícil entrar en este club, pero muy fácil salir; así que trabajaré mucho y disfrutaré al máximo de la experiencia para ver si tengo suerte y puedo seguir muchos años. Quiero aprender al máximo de todos los profesionales que allí habrá y disfrutar de todo esto, que me servirá para crecer como persona y como profesional. Pero también quiero seguir estudiando y quiero hacer fisioterapia para seguir con mi formación”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba