Local

Lo que tienes que saber para alquilar un piso de estudiantes

La zona, el precio y si se va a compartir, claves de la búsqueda

Si eres un estudiante, o tienes alguna persona a tu cargo, que el próximo curso comience, o siga estudiando en la ciudad el Tormes, y buscas un piso de estudiantes en Salamanca, hay una serie de consejos a tener en cuenta.

 

Uno muy importante es la zona. Depende de si lo importante es la cercanía del lugar en el que se va a estudiar, o en otras circunstancias, lo que importa al estudiante o a sus padres es la cercanía al centro, aunque en Salamanca nada está lejos.

Lo segundo es si el piso lo quiere solo, o compartido.

En tercer lugar, una de las cosas más importantes a tratar es el precio.

Si tienes claro estos tres puntos, puedes empezar a buscar su futuro hogar durante este periodo tan importante de su vida, según indica la inmobiliaria Urbis Salamanca.

El comienzo de la universidad es una de las etapas más importantes de la vida del estudiante, en la que conocerá nuevas amistades, multitud de experiencias que le marcarán para siempre e incluso el amor de su vida, pero sobre todo lo que un estudiante recién llegado busca es la ansiada independencia.

Uno de los beneficios de alquilar un piso es el concepto de independencia y de libertad que puede aportar al estudiante. En un piso de estudiantes aprendes a vivir con otras personas, aprendes a cocinar, a poner lavadoras, a administrar tus gastos y sobre todo conoces a amigos y amigos de sus amigos que compartirán charlas interminables en el salón convertido en una especie de consejo de sabios en el que incluso acabarás descubriendo un nuevo idioma que antes ni conocías si existía. Experiencias que junto a tu carrera universitaria te prepararán para tu futuro.

Aparte de las experiencias vitales que puede aportar la convivencia en un piso de estudiantes, compartir piso en una buena opción por los siguientes motivos:

–          Ahorro: las residencias universitarias o colegio mayor suelen ser más caras y más difícil de encontrar plaza. Además, los gastos en un piso de estudiantes de luz, agua y comida se comparten entre los inquilinos.

–          Libertad: en contra de los horarios de establecidos en las residencias y colegios mayores, en un piso de estudiantes no hay horarios, libertad absoluta para entrar o salir.

–          Responsabilidad: junto con lo dicho en el punto anterior de la libertad de horarios, también aprenderás a administrar tus gastos y tu tiempo.

–          Conocer otras formas de pensar: compartir piso te da la opción de conocer a gente de otras culturas, otras formas de ver la vida y experiencias compartidas que son los aprendizajes de la vida que pueden brindarte tu paso por esta crucial etapa de la vida de un estudiante.

Además, está el equipamiento. Muchos de los pisos de alquiler estudiantil de Urbis, además de disponer de calefacción incluida en el precio, como sería el caso de las calefacciones centrales, otros también ofrecen wifi incluida en el precio del alquiler, e incluso algunos disponen de servicio de limpieza, también incluido en el precio, pero en el caso que no dispongan de esos servicios, la propia inmobiliaria Urbis puede ofrecerlos para contratarlos posteriormente.

En resumen, para los padres las ventajas de alquilar un piso compartido para sus hijos pasa por el ahorro, la facilidad de encontrar un piso apropiado reduciendo los trámites y dejar a sus hijos la posibilidad de proporcionarles vivencias que les harán crecer como personas, en responsabilidad, tolerancia y en independencia.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba