LocalPortadaSucesos

“Que me asfixio, tengo mucho calor, sacadme”

Una mujer deja encerrada en el coche, bajo el sol, a su hija de 8 años mientras iba a comprar droga

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a una mujer, de 36 años, de nacionalidad española, como presunta autora de un delito de abandono de menores, por dejar encerrada a su hija de 8 años en el coche, a pleno sol, mientras ella iba a comprar droga.

 

Los hechos tuvieron lugar a las 18.30 horas en la calle Villanueva de la Serena de Salamanca, en el barrio de Buenos Aires, cuando los agentes advirtieron la presencia de una niña dentro de un vehículo, Audi-4, de color azul, completamente cerrado, tanto puertas como cristales, la cual hacía gestos y pedía auxilio, a la vez que gritaba “que me asfixio, tengo mucho calor, sacadme”.

El vehículo se encontraba en un lugar conflictivo, frecuentado por consumidores habituales de sustancias estupefacientes, con la alarma sonando, los intermitentes encendidos y varias personas a su alrededor.

Ante esta situación, uno de los policías golpeó con una palanqueta el cristal de la puerta trasera izquierda, fracturándolo, para abrir la puerta y liberar a la niña.

La niña salió del vehículo alterada, con claros síntomas de ansiedad y sudoración, propios de la situación, teniendo los agentes que calmarla.

Pasados unos minutos y, procedente del callejón de los portales de la zona, lugar conocido por ser viviendas en las que habitualmente se venden sustancias estupefacientes, salió una mujer, que dijo ser la madre de la menor.

Al preguntarle los agentes por qué dejó a la niña dentro del coche, respondió de malas maneras, gritando y amenazando a la menor, a la vez que decía: “Se me habrá metido en el coche sin darme cuenta y después cerré el coche. No puedo con ella, es un demonio, cuando vayamos a casa, te vas a enterar”, dijo.

Seguidamente, se dirigió a uno de los agentes que trataba de calmar a la niña y le gritó desafiante: “Tú, no toques a la niña”.

En vista de lo sucedido, la mujer fue detenida no sin oponer resistencia, por lo que hubo que utilizar la fuerza para ponerle los grilletes.

Cuando aún estaban en el lugar de los hechos, llegó un hombre que dijo ser familiar de la menor, para hacerse cargo de ella y del vehículo.

Señaló que la niña tenía ocho años y que, tanto su madre como ella, comparten domicilio con él.

A la detenida le constan diez detenciones, principalmente, por delitos contra la propiedad (hurtos, allanamiento de morada) y contra las personas (lesiones, usurpación).

La detenida, junto con las diligencias instruidas, fue puesta a disposición judicial y quedó en libertad con cargos.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Y dicen que los agentes dejaron a la niña a cargo de un señor que vive con ellas? Que tipo de amistades tendrá la madre, ese señor le puede hacer cualquier cosa a la niña.

Deja un comentario

Botón volver arriba