LocalPortada

El plan para detectar y atajar los brotes en los colegios

  • Equipos Covid-colegios recogerán pruebas de casos sospechosos y se tendrán los resultados en menos de 36 horas
  • Mientras llegan se aísla al niño, alumnos más cercanos y al profesor

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció este miércoles que el ámbito educativo contará con los llamados equipos Covid-Colegios que acudirán a recoger las muestras para los test PCR a los casos sospechosos en el plazo máximo de 36 horas para que posteriormente sean analizados por los laboratorios de las cuatro universidades públicas de la Comunidad. De esta manera, expuso se busca evitar una posible saturación de los centros de salud y la Atención Primaria y los hospitales.

 

ICAL. El protocolo diseñado por la Junta es que el personal facultativo acuda al colegio o al domicilio del alumno, según lo permitan los horarios. Fernández Mañueco precisó que las consejerías de Educación y Sanidad trabajan ya en la organización de este sistema y en la elaboración de los protocolos para tenerlo preparado al comienzo del cursos, además de ultimar los convenios de colaboración con las universidades públicas después de contar con el visto bueno de los rectores de las instituciones académicas.

En cuanto a las pautas a aplicar ante casos sospechosos o positivos en los centros, Fernández Mañueco recordó que están pendientes de concretar en la reunión conjunta entre Educación y Sanidad y las comunidades autónomas, prevista para este jueves. En todo caso, insistió que la postura que defenderá la Junta es que deben ser pautas comunes para toda España. “Creemos que todas las actuaciones se tienen que basar en el consenso, con unanimidad, garantizando un inicio de curso único para todas las comunidades. Es el Gobierno el que debe hacer el esfuerzo mayor posible para buscar ese consenso”, declaró.

La propuesta de Castilla y León pasa por que cada centro cuente con una persona de referencia asignada en el ámbito sanitario para el seguimiento y control. Ante la aparición de un caso sospechoso, mientras se realiza el test, deberán permanecer aislados, en casa, el propio caso, el profesor y los alumnos más cercanos (o todo el grupo si se trata de Educación Infantil y Primero de primaria). Ante la confirmación de un positivo, se hará PCR a todo el grupo, incluido al profesor.

Cuando se confirme un positivo entre un alumno o profesor, los rastreadores de los centros de salud que les corresponden realizarán el seguimiento de cada caso para vigilar y realizar pruebas a sus contactos más cercanos y familiares.

El presidente de la Junta dejó claro, según recogió la Agencia Ical, que las pruebas PCR se harán en los casos sintomáticos pese a ser consciente que podrá habrá «confusiones» en los niños, ya que se podrán confundir un catarro con una gripe con el coronavirus. Además, señaló que todos los docentes así como el personal que estará en los centros se someterá a los tests serológicos antes de incorporarse al centro en septiembre.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba