Castilla y León

Los escolares separados en grupos estables se mezclarán en el comedor

UGT advierte de que si la Junta no modifica su protocolo

UGT defendió este lunes los comedores escolares como “un servicio esencial”, y aseguró que si la Junta de Castilla y León no modifica su protocolo, se “dificultará el rastreo de contagios y perjudicará a los escolares, ya que niños separados en grupos estables de convivencia durante toda la mañana serán mezclados en el servicio de comedor por no disponer medios para que los usuarios de cada grupo sean atendidos en exclusividad por un solo monitor, llegue o no a su ratio máxima. “Esto requiere un gasto en monitores necesario”, sentencian.

 

“Aunque las medidas de protección se guardarán de forma rigurosa en la atención a todos los grupos de hasta seis años, en esa situación es imposible garantizar la seguridad de usuarios de incluso tres grupos estables de convivencia distintos bajo la supervisión de un mismo monitor en esas edades. En un comunicado recogido por ICAL, advierten que “el aumento de monitores no consiste en argumentarlo en los turnos, que no influyen para ese aumento. Los monitores los marca el volumen de niños, no el número de turnos en los que coman”.

De acuerdo con el protocolo existente en estos momentos, 60 niños de primaria serán atendidos por 2 monitores coman en un turno o en dos. “Lo que necesitamos es que, para no mezclar los GEC, si un monitor tiene que atender a 12 niños no se ‘rellene su cupo’ con, por ejemplo, otros 8 niños de otro GEC mezclándolos, para no disminuir esa ratio. Recordamos que estamos hablando en infantil de una ratio de 15 niños, pudiendo llegar a 25, y en primaria 25 con un aumento hasta de 40 por monitor”, señalan.

Lo que sí debería contemplarse, a su juicio, y no se recoge es la necesidad de permanecer atendiendo a los mismos desde el principio al final del servicio, por si fuese necesario trazar contagios. “Donde debe tenerse muy en cuenta un aumento de personal de dicho servicio es para dar cobertura a todo lo relativo a la limpieza entre turnos de comida, espacios que se utilicen como comedores improvisados y baños-aseos por los que pasen los comensales”, añaden.

“Todas estas peticiones a día de hoy no han sido atendidas y, a 10 días del inicio de curso, insistimos en denunciar esta situación y todo lo que aportamos en el escrito del 7 de agosto, entendiendo que dista de los compromisos adquiridos en las reuniones mantenidas al efecto durante estos meses. Reivindicamos que, aun no siendo actividad docente, somos actividad educativa y, como tal, exigimos ser tenidos en cuenta en este inicio de curso”, subrayan desde el sector.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba