Local

Médicos que hacen tareas burocráticas dejarán esa labor para reforzar la atención

La Junta contratará auxiliares administrativos para hacer esas tareas

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, a través de su titular, Verónica Casado, confirmó este miércoles en Salamancaque la bolsa de empleo de sanitarios en la Comunidad está “bastante agotada” tras contratar a “muchísima gente en todos los ámbitos” durante los últimos meses por la crisis del coronavirus COVID-19.

 

C.T.M. / ICAL.- “Ahora mismo está todo el mundo trabajando, porque el tema de los rastreadores conlleva un esfuerzo importante de contratación”, reveló Verónica Casado, que cifró en 880 los miembros de esta nueva figura sanitaria para “duplicar lo que pedía el Ministerio” y llegar así a un rastreador cada 2.600 personas en Castilla y León.

Y es que, como señaló Casado, “el rastreo es importante porque permite hacer cuarentenas selectivas”, si bien agostó una bolsa de sanitarios que ahora exige “una reorganización interna” de cara al otoño, que pasa porque “médicos que hacen tareas burocráticas puedan ser sustituidos en esa labor por auxiliares administrativos” porque la situación de la pandemia “en noviembre va a ir a peor” y se necesitarán dichos profesionales sanitarios.

Dada la situación, Casado pedirá al Gobierno “más herramientas a la hora de poder hacer determinadas actuaciones de la manera más ágil posible”, puesto que “la Ley Orgánica de 1981 es una ley preautonómica y necesitamos una herramienta más aterrizada a la situación de las Comunidades” para ejercer medidas como la tomada en Valladolid y Salamanca, para la que la consejera desveló que el ministro ha dado “su apoyo a las medidas”.

También situó entre las medidas para “minimizar la situación” la puesta en marcha de la aplicación Radar COVID, “complementaria” al rastreo personal, al que “nunca va a superar”, pero que supone “una herramienta magnífica” por la que 2.400 castellano y leoneses ya han recibido códigos para meter información y que se une a rastreadores, sistemas de vigilancia de ‘big data’ y la detección del coronavirus en las aguas fecales, puesto que “cuando empieza a subir, a la semana puede haber más infección”.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. No hay que ser muy inteligente para saber que el trabajo de rastreador pueden hacerlo Aux. Admvos!! Vergonzoso pagar a medicos y enfermeros para ello!! Que los empleen en las plantas que es donde tienen que estar, no gestionando. A ver si la consejera se entera de una vez

Deja un comentario

Botón volver arriba